Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Desde la Avenida de Tolosa

La ofensa a Proust

Por Adolfo Roldán - Martes, 13 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

votos |¡comenta!

James Joyce y Marcel Proust se conocieron un 18 de mayo de 1922, tras el estreno de Renard de Igor Stavinsky, en una fiesta en honor de Sergei Diaghilev a la que también asistió Pablo Picasso, autor de los decorados. Tras la velada, Proust acercó a Joyce a casa en un taxi, y durante el trayecto el irlandés, ebrio una vez más, confesó que no había leído ni una palabra de lo que había escrito el francés. Proust, muy ofendido, se retiró al hotel Ritz, donde siempre tenía una mesa disponible por tarde que llegara. Allí sacó de los bolsillos unos folios y siguió con una de las obras más memorables de la literatura francesa y universal, los siete libros de En busca del tiempo perdido. Se equivocó Joyce al pretender humillarlo, porque según la crítica más ecuánime su obra es “la más grande exploración del yo llevada a cabo por nadie, incluido Freud”. Más que relatos de acontecimientos, Proust se mete en la mentalidad del narrador y en los recuerdos que persisten en la memoria de sus personajes. Para mí la política española adolece de profundidad. Es incapaz de trascender la imagen de la magdalena mojada en té. Prescinde de sentidos tan notables como el olfato, el oído, y el gusto. Para ella es realidad solo lo que se ve y lo que se toca, y desecha esos efectos que viven en nuestra psiqué mezclados con los olores, los sueños y las emociones. Precisa recuperar ese tiempo perdido que le aleja casi siempre de una vida más auténtica. Si la política quiere ser útil y vital debe regenerarse y formar parte de la ciudadanía. Profundizar en ese gran mundo de las cosas pequeñas e insignificantes de las que está hecho el día a día. Política no pueden ser solo votos, escaños, encuestas y zancadillas. Debiera ser también capacidad de sorpresa, saber escuchar, querer reconocer, explorar pensamientos distintos y diferentes. No hay remedios multiuso, es imprescindible saber evolucionar, quebrar muros por muy gruesos y sólidos que parezcan. Lo que en un tiempo fue motivo de excomuniones, más tarde fue hallazgo fundamental e imprescindible de la ciencia.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902