Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Confesiones que ayudan a curar

aecc gipuzkoa ofrece un servicio de psicología oncológica en el hospital donostia para atender a pacientes y familiares

Un reportaje de Iraitz Astarloa. Fotografía Gorka Estrada - Viernes, 2 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:03h

votos |¡comenta!
Una mujer entra en una de las unidades de psicología oncológica del Hospital DonostiaEditar

Una mujer entra en una de las unidades de psicología oncológica del Hospital Donostia

Galería Noticia

  • Una mujer entra en una de las unidades de psicología oncológica del Hospital DonostiaEditar

dice el refranero popular que cuando las preocupaciones se comparten pesan la mitad. Sobre esta premisa se asienta la unidad de psicología oncológica que la AECC Gipuzkoa pone a disposición de los pacientes oncológicos del Hospital Donostia y que el pasado año atendió a un total de 355 enfermos de cáncer o familiares de pacientes.

Aunque no todas las personas que se ven inmersas en un proceso oncológico, ya sea por ser afectado directo o bien por tener en tu entorno cercano a alguien que lo está sufriendo, necesitan de terapia psicológica para afrontarlo, muchos afectados sienten que necesitan de una ayuda externa que les facilite las herramientas necesarias para enfrentar esta situación.

Y en esta segunda opción juegan un papel fundamental Noemí Fernández y Leire Jauregi, las dos psicólogas de AECC Gipuzkoa que atienden en la unidad de psiconcología del Hospital Donostia. Ellas forman parte de un equipo compuesto por una psiquiatra, una enfermera de enlace y otras psicólogas de la asociación Katxalin (afectadas por cáncer de mama) y del Hospital Matia.

“Hay personas que tienen sus propios recursos y no necesitan un apoyo profesional. Otras, aunque sea obvio que lo necesiten, no lo quieren. Y finalmente, hay algunas que sienten que lo necesitan y además dan el paso de solicitar apoyo. En ellos, la mejoría es obvia”, señala Fernández.

La incidencia del cáncer en la población de los países desarrollados se ha multiplicado en las últimas décadas, al igual que la supervivencia de los pacientes. Y en este desarrollo, el apoyo psicológico ha ido ganando terreno, rompiendo tabúes existentes hasta hace bien poco. “No dejamos de crecer y la opción de ir al psicólogo se va integrando cada vez más”, afirma esta psicóloga, cuya agenda de pacientes apenas tiene un hueco libre.

La acogida del servicio, que se inició en 1991, tiene una respuesta excelente, en un territorio en el que los pacientes son “unos privilegiados”. “Todavía los recursos que se destinan a esto son muy escasos, pero somos el único territorio del Estado con un servicio así, dentro del mismo hospital en el que se recibe tratamiento”, remarca Fernández.

Las preocupaciones de los pacientes y sus familiares son diversas, dependiendo de la edad, el género o incluso su situación vital. Pero todos comparten “angustia, ansiedad y preocupación”. A partir de ahí, el equipo psicológico trabaja con el objetivo de rescatarlas de su enfermedad. “No podemos olvidarnos que son mucho más que cáncer. Son personas con una historia de vida, una personalidad, unas relaciones, un trabajo... Intentamos rescatar a la persona y para ello, a veces basta con que se desahogue y a veces hay que ir más allá”, cuenta.

Las terapias han variado mucho y cada vez se afrontan más cuestiones relacionadas con la autoimagen -pérdida de pelo, mastectomías o maternidades que se quedan en el camino en el caso de las mujeres y procesos que tienen que ver con la próstata o la vejiga en los hombres-. Pero también se trabajan cuestiones como la intimidad o las relaciones de pareja.

Aunque los pacientes pueden solicitar la terapia en cualquier momento, tres son las etapas clave de intervención: el primer diagnóstico, la espera entre que termina el tratamiento y se ven los resultados y las recaídas o metástasis. “Tratamos de generar una actitud afrontativa, asumiendo que están viviendo una situación de sufrimiento y de estrés muy agudo. Les ayudamos mediante terapia a convivir con la enfermedad o a cerrar el ciclo de vida y prepararlos para su propia muerte en los casos más trágicos”, narra.

A este respecto, aclaran: “Hay un mensaje muy extendido en la sociedad de que hay que ser optimista en estos casos. Eso es bueno para casi todo en la vida, pero hasta ahí. Insistir en ello puede generar culpa en el paciente, porque es difícil encontrar en esta situación a una persona feliz. Lo importante es generar una actitud afrontativa y ofrecer herramientas para ello”.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902