Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Gipuzkoa ultima un mapa térmico para solucionar de manera específica afecciones por nieve y hielo

La Diputación analiza 670 kilómetros de la red foral para detectar zonas críticas

El objetivo es mejorar la eficiencia a la hora de movilizar recursos y contribuir a un mejor mantenimiento de las vías

Iraitz Astarloa Javi Colmenero - Viernes, 26 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:03h

votos |¡comenta!
Un cartel advierte del riesgo por la presencia de placas de hielo en la carretera .

Un cartel advierte del riesgo por la presencia de placas de hielo en la carretera .

Galería Noticia

  • Un cartel advierte del riesgo por la presencia de placas de hielo en la carretera .

donostia- El Departamento de Infraestructuras Viarias ha invertido 15.000 euros en elaborar el primer mapa térmico de Gipuzkoa, lo que permitirá detectar los puntos más sensibles al hielo o a la acumulación de nieve de la red viaria. Para ello, desde el pasado noviembre hasta marzo, un total de 670 kilómetros de las carreteras de alta capacidad, así como de otras que por su ubicación o altitud son propensas a generar problemas, van a ser estudiados y analizados.

Según explican a este periódico fuentes del área que dirige Aintzane Oiarbide, el objetivo de este mapa térmico es localizar los puntos críticos de la red viaria para así poder anticiparse ante situaciones meteorológicas adversas y ser más eficientes en los recursos que se emplean. “Es un paso más en el mantenimiento y la prevención en las carreteras, pero también en la eficiencia en la gestión, porque pretendemos tomar decisiones más específicas en esos puntos determinados”, señalan.

El estudio se está llevando a cabo en la red de alta capacidad que conforma la denominada Rotonda de Gipuzkoa,pero también en algunas vías como la GI-2630 (en el alto de Udana, en Oñati), la GI-631 (entre Zumaia y Zumarraga) o la GI-3591 (en Arantzazu), entre otras.

Pero, ¿cómo se realiza un mapa térmico? Para llevar a cabo este cometido, un vehículo dotado de un termohigrómetro, así como de sensores infrarrojos recorre desde el pasado mes de noviembre las carreteras objeto de estudio, obteniendo datos específicos cada 20 metros. “El termohigrómetro nos permite medir la temperatura y la humedad del aire, mientras que los infrarrojos recogen la temperatura del firme”, señalan estas fuentes. Sin embargo, la medición no es tan sencilla, ya que se requieren unas condiciones climatológicas específicas para poder obtener los datos correctos. “Necesitamos días despejados en los que el asfalto se pueda llegar a calentar y noches también despejadas en las que baje la temperatura para que el contraste térmico sea lo más acusado posible”, indican.

Así, con un invierno tan lluvioso como el de este año, solo se han conseguido medir los datos de alrededor de la mitad de los kilómetros previstos, aunque desde el Departamento de Infraestructuras Viarias son optimistas y esperan tener el mapa finalizado para marzo. “El objetivo es que podamos tener todos estos datos de cara al próximo plan de vialidad invernal -que se activará en noviembre-”, apuntan. En cualquier caso, la parte más sensible del trabajo es la medición de los datos de los 670 kilómetros, ya que el volcado de la información y la posterior elaboración del mapa, propiamente dicho, solo necesitarán de “alrededor de 15 días”.

eficiencia en la gestiónUno de los beneficios de este mapa térmico es que permite diseñar una solución específica para una zona de la carretera que necesita de un cuidado especial. “Con este análisis, podemos conocer, por ejemplo, que en la carretera equis hay dos puntos específicos que, bien porque están en sombra, o porque están bajo alguna superficie, o porque la tierra que tienen debajo es de determinado material..., son térmicamente complicados, pero el resto de la carretera no. Eso nos lleva a centrar los esfuerzos en esos dos puntos, con los cual seremos más eficientes. En caso de nevada, por ejemplo, tal vez baste con echar sal en esos dos puntos y eso es muy importante porque sabemos que la sal, además de ser cara, daña el asfalto”, exponen a modo de ejemplo.

Pero no solo eso, ya que la Diputación estudiará colocar sensores térmicos en las zonas críticas. “Esto nos permitirá tener predicciones específicas, ya que van mandando datos de la temperatura de la calzada, lo que nos permitirá configurar las alarmas que creamos oportunas en situaciones de riesgo de hielo o nieve”, precisan.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902