Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Jaime Domínguez -Macaya Concejal de hacienda del ayuntamiento de donostia

“Con los presupuestos no vale tener éxito este año y fracasar el siguiente”

Jaime Domínguez-Macaya dice trabajar con “criterios de prudencia” y se muestra “conservador” cara al futuro, ya que pretende “consolidar” lo que ya está en marcha

Arantxa Lopetegi Gorka Estrada - Jueves, 28 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:12h

votos |¡comenta!
Jaime Domínguez-Macaya

Jaime Domínguez-Macaya

Galería Noticia

  • Jaime Domínguez-Macaya

DONOSTIA- Con el presupuesto recién aprobado el concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Donostia, Jaime Domínguez-Macaya, puede respirar más tranquilo. Ahora toca mirar hacia adelante y cara al futuro se manifiesta “conservador” con las cuentas: “que nos quedemos como estamos”.

Acaban de aprobar las cuentas municipales. Al Gobierno no le hacen falta apoyos para sacarlas adelante pero ¿les hubiera gustado otra respuesta de la oposición?

-Tenemos una mayoría consolidada para aprobar las cuentas pero siempre hemos entendido que las aportaciones de todos son importantes. El PP no presentó una enmienda a la totalidad, lo que nos abrió más el campo a negociar con ellos. Tanto Irabazi como EH Bildu sí lo hicieron. La de Irabazi era de alguna forma más razonable en sus términos, aunque criticara el presupuesto. Sin embargo la de EH Bildu era alarmista, muy derrotista, de todo está mal.

¿Ante esa actitud qué hicieron?

-Analizamos sus propuestas, las de todos. Con Irabazi acordamos algunas enmiendas pero con EH Bildu no nos fue posible. Ofrecimos una serie de transacciones y no fue posible el acuerdo. Pese a todo, algunas de sus enmiendas nos parecieron positivas y las incorporamos al presupuesto.

¿Esta posición la interpreta en clave política?

-Claramente en clave política, así lo interpretamos. El presupuesto de un Ayuntamiento tiene una pequeña carga política, pero la mayor parte es de gestión. Los ciudadanos quieren que les gestionemos sus necesidades, que les demos cuenta de en qué gastamos lo que pagan con sus impuestos etc. En un municipio se hacen muchas cosas pequeñas, de pie de calle. Nosotros tenemos un presupuesto muy saneado pero la mayor parte es estructural, para cubrir las necesidades habituales, desde el personal al gasto corriente. A eso se destina la parte más importante del presupuesto.

¿Cuáles son los objetivos que se marcó el Ayuntamiento con este presupuesto?

-Nuestro primer objetivo fue consolidar los grandes proyectos que están en marcha que, por definición, tienen que desarrollarse en varios años. Ya estamos en el tercer año de legislatura y nuestra meta es consolidar lo que estamos haciendo . Continuando con la orientación de los últimos años también hemos querido darle la mayor relevancia posible a la inversión, que tiene proyección a futuro. Además, seguimos con la política de blindaje del gasto social. Aunque la situación ha mejorado -descienden los perceptores de RGI o el número de parados- hemos destinado más dinero al departamento.

Pues no es esa la impresión de la oposición, que criticó que la acción social pierde peso.

-Porcentualmente puede ser, porque la inversión es importante. He de decir que se está invirtiendo en el departamento. Se hizo un plan de tres años de inversión en Hogares del Jubilado, Centros de Acción Social etc. Es algo que no se había hecho, lo hicimos nosotros.

Cuando habla de grandes proyectos, ¿a cuáles se refiere?

-El principal es el desarrollo de Txomin para intentar matizar en la medida de lo posible el problema de la vivienda y de su precio. Es una actuación que ha costado decenas de millones. Otra gran intervención es la vinculada al polideportivo de Altza. Al final, por el tema del amianto, costará casi 18 millones de euros. El tercer eje es el relacionado con Eskuzaitzeta, donde queremos poner en marcha el mayor polígono industrial de Gipuzkoa, para atraer empresas y generar empleo. Son más de 20 millones en varios años.

Gastar con medida pero, también, con aportaciones.

-El incremento de la aportación del Fondo Foral de Financiación Municipal, el más importante de la historia, nos hace recibir 4,3 millones de euros. ¿Cuantas partidas como esta necesitamos para lograr el dinero que hay que destinar al polideportivo de Altza?. El Ayuntamiento tiene las cuentas saneadas pero no puede hacer actuaciones de 15 millones cada dos por tres.

Criticaba también la oposición la falta de ejecución de los proyectos que se anuncian.

-Materializar un gran proyecto requiere de mucho tiempo y los efectivos que ejecutan las inversiones, que son los funcionarios, son los que son. Cuando yo llegué a ser concejal de Hacienda la mitad de las partidas eran de años anteriores y algunas tenían 7 u 8 años. Esa es la realidad. Para mejorarla tendríamos que contratar más funcionarios, algo que no vamos a hacer porque no nos parece razonable ni podemos por el marco legal vigente.

Cambiando de tema, ¿cuándo podrá cobrar el Ayuntamiento las tasas de los pisos turísticos?

-Si pudiera ser para después de verano estaría contento. No creo que pueda ser antes, resultaría muy difícil. Los trámites en el Consistorio son largos y participativos, son procesos garantistas pero largos. No preveo que pueda llegar antes de septiembre u octubre.

¿Cómo quiere culminar este Gobierno la legislatura en materia de presupuestos?

-Nosotros con finalizar lo que tenemos entre manos nos daríamos por ampliamente satisfechos. Hemos hecho grandes actuaciones pero también pequeñas. El dinero que estamos destinando a asfaltado, arreglos o limpieza es muy superior al de la pasada legislatura, en algunos casos dos o tres veces más. Estas son las actuaciones que el ciudadano ve. Así y todo hay que seguir reforzando estas acciones. Otro ejemplo lo hallamos en la poda de árboles, que no se había hecho en mucho tiempo. En días de viento tener los árboles podados es importante y no se habían tratado en años. No vamos a empezar ningún gran proyecto nuevo, porque no tenemos capacidad ni tiempo. No tendría sentido planificarlos en vísperas de elecciones.

No ha sido esta una legislatura de proyectos faraónicos.

-A la ciudad nos llegan grandes proyectos de terceros, como el Gobierno Vasco. La pasante del Metro es un grandísimo proyecto y también la llegada del TAV. Las que tienen capacidad de hacer esas grandes actuaciones son otras instituciones y afortunadamente están respondiendo.

Dicen EH Bildu e Irabazi que el Gobierno presiona al ciudadano incrementando tasas como la basura y el agua.

-Argumentar se puede argumentar lo que se quiere pero la presión fiscal, las tasas e impuestos que gestionamos, hemos logrado que sea del 0%. Teníamos previsto que fuera del 0,7%. Pero las Juntas Generales decidieron no modificar el valor catastral y así el IBI, automáticamente, disminuye. Por eso conseguimos ponernos en el 0%.

También hay más factores.

-El Ayuntamiento trabaja con criterios de prudencia. El éxito burbuja no me gusta. Tenemos que tener una proyección tranquila a medio- largo plazo. No vale un éxito este año y el siguiente un fracaso. Con ese criterio de prudencia cuando se nos comunicó en los presupuestos anteriores que había un riesgo importante para que con las discrepancias con el Cupo tuviéramos que devolver mucho dinero el Ayuntamiento retuvo 6,7 millones de euros. Pero afortunadamente la negociación del PNV en el Congreso hizo posible un acuerdo razonable para los intereses vascos y el dinero que teníamos retenido lo podemos gastar. Si no hubiéramos tenido que incrementar la presión fiscal, porque no tenemos una máquina de hacer dinero. Si no se recauda no se puede gastar.

¿El Ayuntamiento ahora es un buen pagador?

-El Ayuntamiento de media paga en 28 días. Entre 30 y 60 se entiende que es razonable y nosotros estamos un poco por debajo del mejor escenario. Nosotros cobramos muy bien de los ciudadanos, ya que pagan de forma voluntaria casi el 92% de impuestos y tasas. Tenemos una tesorería muy saneada y nos permite pagar bien a los proveedores.

¿Cuáles son los deseos del concejal de Hacienda para 2018?.

-El concejal de Hacienda, por definición, es conservador es sus expectativas. Mi deseo: que sigamos como estamos. Estamos bien y, aunque siempre se puede mejorar, también empeorar. Si estás acostumbrado a comer bien no es necesario pedir exquisiteces.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902