Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

“El triciclo me ha dado media vida”

Cruz Roja Errenteria lleva dos años popularizando el uso del triciclo, sobre todo, para personas con problemas de movilidad. Por ello ha ganado el premio ‘Guztiok Mugituz’.

Un reportaje de Aitziber Muga - Miércoles, 27 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

votos |¡comenta!
Los voluntarios de la Cruz Roja reciben el galardón de manos de la diputada Marisol Garmendia, con el aplauso de su presidente, José Antonio Fernández.

Los voluntarios de la Cruz Roja reciben el galardón de manos de la diputada Marisol Garmendia, con el aplauso de su presidente, José Antonio Fernández.

Galería Noticia

  • Los voluntarios de la Cruz Roja reciben el galardón de manos de la diputada Marisol Garmendia, con el aplauso de su presidente, José Antonio Fernández.

Hace dos años, en una reunión con varios agentes sociales en el Ayuntamiento de Errenteria en el que se debatían ideas para dinamizar el ocio y la actividad física en el entorno del río Oiartzun, el presidente de Cruz Roja Errenteria, José Antonio Fernández, pensó cómo las personas con problemas de movilidad podrían aprovechar el bidegorri de la zona. Entonces, se le ocurrió montar una escuela para enseñar a todo el que lo quisiera a andar en triciclo.

“La estabilidad que te dan tres ruedas, no te la dan dos y hay personas que han andado mucho en bicicleta, pero que llega un momento, por accidente o por la edad, que no se ven seguras para seguir moviéndose en bici, y el triciclo les da esa autonomía que necesitan”, explica.

Durante estos dos años han sido más de 360 personas las que han acudido a conocer el manejo del triciclo. Una de ellas, Nicasio Ruiz asegura que el triciclo le ha dado “media vida”. “Yo siempre he andado mucho en bici, pero con 17 años me caí de un séptimo piso y ahora tengo muy poca fuerza en las piernas”, explica. Un día, paseando por la Alameda, se encontró a la Cruz Roja llevando a cabo una exhibición de estos vehículos sostenibles y se animó a probarlo. “Yo pensaba que al haber andado mucho en bici sería fácil andar en triciclo, pero es diferente. Si en la bicicleta diriges con el cuerpo, en el triciclo todo se hace con el manillar”, indica. “Al principio, me iba para los lados, pero en diez minutos ya le tenía pillado el tranquillo”, añade. De hecho, se ha comprado un triciclo con motor y cuando la climatología lo permite suele hacer 20 o 25 kilómetros. “El otro día fui hasta la playa de La Concha y cuando el terreno es llano apago el motor y doy pedaladas”, asegura. La única pega que Nicasio Ruiz le ve a su vehículo es encontrar un sitio donde guardarlo, ya que para meterlo en su vivienda tiene que subir 75 escalones. Ahora está a la espera de que instalen un ascensor en su domicilio. Ruiz está muy agradecido a la Cruz Roja y también a la Diputación, ya que le otorgó una ayuda con la que ha podido adquirir su triciclo.

Maider González, responsable provincial de Salud de la Cruz Roja, apunta que el principal problema con el que se encuentran es con el miedo y la vergüenza de la gente mayor a que los demás les vean usando un triciclo. Por ello, aboga por normalizar el uso inclusivo de este medio de transporte y que no se relacione exclusivamente con personas mayores y con problemas de movilidad. “Cualquiera puede usar un triciclo”, afirma. El llevar a cabo distintas exhibiciones y el sacar la escuela a la calle ayuda a socializar el triciclo. Además, se está creando una red entre los usuarios y la Cruz Roja suele organizar salidas a diferentes pueblos con estas personas.

El presidente de la Cruz Roja Errenteria pensó en adquirir diez triciclos, pero de momento funcionan con cinco, y han comprobado que son suficientes. Dos vehículos los donó el Ayuntamiento, otro la empresa Kromosoma y otros dos los adquirió la Cruz Roja.

Esta labor de dotar de autonomía a las personas a través de un vehículo sostenible les ha servido para ganar el premio Guztiok Mugituzque por primera vez ha entregado este año la Diputación Foral.

José Antonio Fernández agradece sobre todo dos aspectos de este reconocimiento. Por un lado, que se les haya entregado “en el momento oportuno”. “Nos ha venido a mitad de camino de este proyecto, cuando necesitamos un empujón, no cuando todo ya ha terminado y se ha visto que ha sido un éxito”, asevera. Por otro lado, que el premio no ha sido para la Cruz Roja, sino específicamente para Cruz Roja Errenteria, porque las “cosas se hacen en las localidades”, apunta.

Asimismo, Fernández agradeció la buena sintonía que habían tenido con la diputada Marisol Garmendia. “Enseguida detectó en qué consistía nuestro proyecto, lo explicó muy bien, mejor que nosotros, y lo explicó con el lenguaje de los sentimientos”, asegura.

Por último, reconoció que el premio les ha servido para dar más visibilidad a la iniciativa. “Donde antes teníamos 20 voluntarios para la escuela de los triciclos, tras el premio tenemos 42 y nuestro objetivo es llegar a los 50”, concluye.

Para terminar, quiere agradecer a todas aquellas personas que se vuelcan con Cruz Roja Errenteria;y en este programa de los triciclos desea destacar la ayuda de Ane Santesteban, ciclista olímpica errenteriarra. “A pesar del poco tiempo que tiene y de todos sus compromisos, hizo un hueco para apoyarnos con esta iniciativa”, destaca Fernández.

El voluntariado

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902