Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Editorial

Imposible de ignorar

Incluso más allá de mayorías parlamentarias, el resultado de las elecciones catalanas constata de nuevo una realidad sociopolítica que exige vías de solución distintas a la imposición o la unilateralidad

Viernes, 22 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:12h

votos |¡comenta!

Si las elecciones al Parlament de Catalunya celebradas ayer han sido tan excepcionales en su convocatoria y campaña electoral como en participación (82% del censo), los resultados de las mismas vienen a constatar una realidad sociopolítica que se repite de manera continuada a lo largo de las seis elecciones autonómicas celebradas en este siglo XXI independientemente del respaldo a cada partido o de las diferentes mayorías parlamentarias resultantes de los posteriores acuerdos. Y esa realidad, que se ha reflejado una vez más en las urnas con el triunfo del soberanismo en votos y porcentaje exige de la estructura institucional catalana y de los poderes del Estado español soluciones de integración distintas a la imposición o la unilateralidad. Hoy menos que nunca se puede ignorar que los partidos nacionalistas catalanes que abogan por un nuevo sistema de relaciones con el Estado han obtenido de manera continuada e independientemente del nivel de participación porcentajes de voto en torno al 48% (47,3% en 2003, 48,7% en 2006, 48,7% en 2010, 47,8% en 2012, 47,8% en 2015 y 47,5% este 21-D), siempre mayoritario frente a lo que se puede denominar bloque unionista de PSC, PP y C’s (43% en 2003, 41% en 2006, 34% en 2010, 30,8% en 2012, 39,1% en 2015 y 43,5% ayer). Y que en esta ocasión, además, lo han hecho pese a todas las dificultades que han debido superar tras la aplicación de un art. 155 que debe quedar inmediatamente en suspenso. Pero tampoco es posible obviar que la diferencia entre unos y otros del 4% ayer calca la de las primeras autonómicas de este siglo (2003) y que el sector de la sociedad catalana que se opone claramente a una ruptura unilateral y que ha dado a Ciudadanos el papel de primera fuerza supone continuadamente porcentajes que oscilan entre un 30% y un 44% del censo. Así, tras las elecciones que dan paso a la legislatura que debe llevar ya a Catalunya a la tercera década del siglo XXI, la realidad sociopolítica reflejada en las urnas demanda, si cabe más que nunca y tanto del Govern que se conforme como del Gobierno del Estado español, la capacidad para desarrollar un marco de relación acordado que conjugue las necesidades catalanas de autogobierno, incluyendo un sistema de financiación capaz de proporcionar mayor independencia económica, y evite la insatisfacción de la mayoría social catalana sin que quienes han votado al unionismo puedan decirse agraviados.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902