Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

La extraña despedida de Patxi

Relato de las últimas horas del donostiarra de 85 años que fue desahuciado el miércoles

Jorge Napal Ruben Plaza - Viernes, 15 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:12h

votos |¡comenta!
Imagen del traslado en camilla del vecino de Amara de 85 años desahuciado el miércoles.

Imagen del traslado en camilla del vecino de Amara de 85 años desahuciado el miércoles.

Galería Noticia

  • Imagen del traslado en camilla del vecino de Amara de 85 años desahuciado el miércoles.

donostia- En los últimos días ya no utilizaba ni el microondas. Había dejado de cocinar y se alimentaba a base de lonchas de jamón york y poco más. Ayer, un día después de ser desahuciado de su vivienda habitual, la sensación era agridulce en el entorno más cercano de Patxi Zubiaurre. Por un lado, este profesor jubilado de 85 años va estar mejor cuidado a partir de ahora en una residencia, con una alimentación equilibrada y atención las 24 horas del día. Por otro, resulta complicado encajar el golpe emocional de verse privado de un piso en el que ha vivido durante cuatro décadas.

El impacto de lo ocurrido seguía ayer muy vivo entre sus conocidos después de verle abandonar en camilla su vivienda. La tarde del martes, un día antes de que acudiera la comitiva judicial a ejecutar la orden de desahucio, estuvo recogiendo sus objetos personales. Al día siguiente debía abandonar su casa. “Extrañamente”, comenzó a despedirse de las compañeras de la plataforma Stop Desahucios que le ayudaban. “Agur”, les dijo, “mañana tendréis una sorpresa”.

Un funcionario del juzgado le había hecho entrega del documento que ponía fin a tres años de lucha contra un prestamista. Fue un gran golpe psicológico. “Creemos que intentó cometer alguna locura y no pudo, o se arrepintió en el último momento. De hecho, el día anterior dijo que no iba a ir a una residencia, que se iba a ir a casa de unos amigos, pero sabemos que no tiene amigos. Creemos que, de alguna manera, era una despedida”, dicen con preocupación quienes le han acompañado durante los últimos días.

Lo mejor de esta historia es que Patxi actualmente se encuentra bien. Nada que ver con los momentos de incertidumbre que se vivieron el día del lanzamiento. El susto de la comisión judicial que acudió el miércoles al primer piso del número 2 de la calle Balleneros fue tremendo.

Pese a llamar insistentemente, Patxi no abría la puerta. Lo último que se sabía de él era esa extraña manera que había tenido de despedirse. Solo él sabe lo que se le pasó por la cabeza durante la noche.

Su calvario arranca en 2013, tras firmar el contrato de un préstamo hipotecario con unas “cláusulas abusivas” a las que no pudo hacer frente. Perdió la casa, que fue adjudicada al acreedor por 125.000 euros, el 50% de su valor de tasación (250.000 euros). Si la ejecución se había podido demorar hasta ahora es porque el juez entendió que la situación de Zubiaurre era complicada, por lo que se fijó una moratoria de dos años. Abacrédit recurrió y la Audiencia Provincial le dio la razón sentenciando que, a pesar de la alarma social, se trataba de una relación “de consumidor a consumidor”, por lo que no se podía oponer a un acuerdo entre particulares que el mismo afectado aceptó.

fin de la luchaLa noticia del lanzamiento le llegó el martes. La lucha contra el prestamista finalizó definitivamente el miércoles. “Que acudiera una ambulancia ya estaba previsto desde el día anterior con la concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de Donostia. Pero los sanitarios fueron con la idea de evacuarlo en silla de ruedas. Lo que nadie sabía es que Patxi llevaba horas tendido en el suelo. ¿Cómo se golpeó contra una mesa de cristal de madrugada? No lo sabemos. Él no ha dicho nada al respecto pero la herida que presenta parece poco compatible con la versión de los hechos. La verdad es que el día del lanzamiento hubo media hora dramática. En el exterior de la vivienda nadie sabía lo que estaba ocurriendo. Cuando se le vio salir en camilla todos se asustaron”, describe un conocido del profesor jubilado.

Fue la hija de Zubiaurre quien le acompañó durante su estancia en el Hospital Donostia. Le hicieron una cura, un chequeo médico completo y hacia las 15.00 horas del miércoles le trasladaron a la residencia de ancianos de Zorroaga, en Donostia, donde le brindaron “un recibimiento extraordinario”.

La orden judicial del lanzamiento ha obligado a los Servicios Sociales del Consistorio donostiarra a adoptar una solución de “urgencia”, de común acuerdo con la plataforma Stop Desahucios. Patxi permanecerá en este centro a la espera de una plaza apropiada para su grado de dependencia. En cualquier caso, “la solución de habitabilidad está garantizada”.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902