Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Gran recogida de alimentos

La nieve rebaja la solidaridad

La primera jornada de la Gran Recogida de Alimentos se vio alterada por la climatología adversa, que redujo el número de personas en los supermercados guipuzcoanos. Aún así, los voluntarios confían en revertir la situación hoy.

Un reportaje de Alex Zubiria. Fotografías Iker Azurmendi - Sábado, 2 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:12h

votos |¡comenta!
Un operario del supermercado recoge uno de los palés repletos de alimentos, ayer durante la Gran Recogida en el Eroski de Garbera (Donostia).

Galería Noticia

  • Un operario del supermercado recoge uno de los palés repletos de alimentos, ayer durante la Gran Recogida en el Eroski de Garbera (Donostia).
  • Recogida de Alimentos

La de ayer no fue una jornada propicia para la solidaridad en Gipuzkoa. La quinta edición de la Gran Recogida de Alimentos se topó con gélidas temperaturas y fuertes nevadas que hicieron resguardarse en casa a muchos vecinos. “El pasado año, hacía el mediodía, tenía entregados once palés completos. Este año, justo he podido mandar dos”, comentó Pilar Unceta, coordinadora de voluntarios en el centro comercial Garbera de Donostia. Carlos Martínez, coordinador general del Banco de Alimentos, también preveía un descenso generalizado. “Ha sido el año más suave de todos. En el interior, especialmente por Bergara, es en la zona que a priori menos kilos vamos a recaudar”, pronosticó. No obstante, tanto él como el resto de voluntarios se mostraron confiados de cara al día de hoy, deseando que muchas personas se acerquen a los supermercados resguardándose del frío y de este modo, revirtiendo la situación.

“El año pasado era un estrés. Tuve que llamar a más gente para que vinieran a ayudar porque no dábamos abasto. No tenía tiempo ni para ir a tomar un café, mientras que hoy -por ayer- puedo ir casi las veces que quiera”, señaló Unceta preocupada.

El mal tiempo influyó notablemente en la primera jornada de la Gran Recogida. Los supermercados estaban menos abarrotados que de costumbre, por lo que la cantidad de alimentos entregados fue mucho menos de la pronosticada por el Banco en un primer momento. “Todos los coordinadores me dicen que hay menos gente que nunca. La nieve ha afectado mucho, impidiendo que muchas personas se desplazaran a los supermercados. Por ello, la gente no se ha animado como otros años a entregar alimentos”, explicó Martínez.

El Banco de Alimentos, visto el gran resultados obtenido el pasado año con 665.519 kilos recogidos, se propuso para esta edición superar la cifra de 700.000. O lo que es lo mismo, un kilo por guipuzcoano.

“El año pasado era un estrés. Tuve que llamar a más gente para que viniera, pero este año no” Pilar Unceta, voluntaria del Banco de Alimentos

Aunque este objetivo, después de cómo transcurrió el día de ayer, parece lejano. A pesar de ello, los voluntarios se mostraron felices y confiados de cara a la jornada de hoy. “Con el frío seguro que muchos deciden ir a mirar tiendas y estar calentitos, así que esperemos que todo sea diferente”, afirmó Tomás Errasti, voluntario en Garbera.

El coordinador general del Banco esperaba que el tiempo para hoy “por fin acompañara”. “Si la gente tiene problemas para desplazarse, es casi imposible que podamos rescatar mucho más”, indicó.

“Considero que es una obligación dar algo”

Aunque el número de personas era menor a la habitual, la mayoría de los que se acercaron a alguno de los 79 supermercados que contaba con voluntarios del Banco entregaron una bolsa de alimentos. “Una señora ha venido a la mañana con un carro entero, y pasado un rato, ¡ha vuelto con tres más!”, aseguró Errasti ilusionado.

“Considero que es una obligación dar algo. Tenemos poco, pero siempre hay gente con mucho menos que nosotros”, señaló Cristina de Pablo, quien donó una bolsa repleta de conservas. “Lo hago todos los años”, añadió orgullosa.

“Es fundamental ayudar, para entre todos construir algo mejor de lo que tenemos” Juan Ramón Arrue, entregó una bolsa de alimentos

Este sentimiento se repitió a lo largo del territorio, con entusiastas muestras de agradecimiento de los cerca de 1.700 voluntarios a cada bolsa entregada. “Gracias a vosotros por lo que hacéis”, respondió a uno de esos comentarios Jesús María Barandiaran, quien había dado una bolsa de alimentos tras enterarse de la Gran Recogida al ver las cajas en el supermercado. “Seguro que ha venido mi mujer a la mañana y también ha dado una bolsa, por lo que me regañará por dar otra. Pero mejor dos que una, ¿no?”, preguntó entre risas.

“Es una pena que tengamos que estar haciendo esto nosotros porque quienes tienen que hacer su trabajo bien, no lo están haciendo”, observó crítico Juan Ramón Arrue. “Es fundamental ayudar y colaborar, para entre todos, tratar de construir algo mejor de lo que tenemos”, apuntó.

Casi todos los que depositaban una bolsa para el Banco sabían que ayer y hoy se llevaba a cabo la quinta edición. Pero también había despistados. “He venido a comprar leche, pero al ver que era hoy, me he animado a coger algunas cosas”, afirmó sonriendo Mikel Urtain, al tiempo que pedía a los voluntarios un carro con el que poder trasladar las bolsas de aceite, pañales, y botes de conservas que había comprado para donar.

“Este año no estamos pidiendo leche porque hemos recibido mucha de fuera en las últimas semanas. Preferimos alimentos imperecederos , conservas y sobre todo productos infantiles como pañales. Desgraciadamente, y aunque no lo parezca, siguen naciendo niños desfavorecidos”, contó Errasti.

Junto a estos alimentos, el Banco ha promovido para esta campaña los bonos. Por tercera edición consecutiva, en los supermercados de Eroski, BM y Super Amara se pueden adquirir unos cupones, por valor de cinco euros, que son entregados al Banco para que los utilice a lo largo del año. Esto les posibilita tener productos que se caducan, como la leche, durante los doce meses.

“En la compra de bonos sí que hemos notado un aumento considerable con respecto al pasado año. Parece que se han puesto de moda”, indicó Unceta. No obstante, la voluntaria explicó que las familias normalmente compran alimentos, “para entregar algo material y así dar ejemplo a los más pequeños y estén concienciados”.

Misma percepción notó Martínez al final del día. “Es pronto para confirmalo, pero sí que estamos notando que este año en todos los supermercados se han comprado más bonos que en los últimos años”, relató.

“No tenía ni idea de los bonos, pero da igual que entregues una bolsa o el bono, lo importante es dar lo que uno puede”, afirmó al respecto Mari Carmen Peón, añadiendo que “no se puede ser tan egoísta como para no hacer nada”.

La Gran Recogida de Alimentos 2017 concluirá hoy, con la esperanza de muchos voluntarios de que el frío y la nieve dejen de ser una excusa para ser solidario. “Nosotros pensamos estar sí o sí aquí con una sonrisa, felices por hacer esta labor”, aseguró orgullosa, por último, Unceta.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902