Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Una mirada rigurosa al planeta de 2050

Por Javier Elzo - Sábado, 2 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:12h

votos |¡comenta!
Javier Elzo

Galería Noticia

  • Javier Elzo

En un libro excepcional, aun no traducido al castellano, del bearnés afincando en Baiona, Michel Camdessus, quien fuera director general del FMI y gobernador del Banco de Francia, titulado Vers le monde de 2050 ( Fayard 2017), traigo aquí lo que él considera (en reflexión con un grupo de trabajo planetario de primer nivel) las grandes tendencias del mundo con la vista puesta en 2050. Son estas:
La cuestión demográfica. Un mundo de viejos (Europa) frente a un continente de jóvenes (África). Las previsiones demográficas son formales. En Europa, de 738 millones de personas en 2015 pasaremos a ser 640 en 2100, y muy envejecidos. África de 1.200 millones en 2015 se prevé que tendrá 4.400 millones en 2100, en una población mundial estimada en 11.200 millones de personas. Será la reserva juvenil del planeta. Y el mar Mediterráneo es el Río Grande que nos separa de ellos. Y no hay, ni habrá, muro ni Trump que impida que los tengamos entre nosotros.
Un mundo en crecimiento continuado. El escenario más probable habla de un crecimiento medio anual del 4%, en el periodo 2016-2050, en los países emergentes y en desarrollo. El mundo será mucho más rico. La renta media mundial por persona habrá pasado de 15.000 euros en la actualidad a 35.000 euros en 2050. Pero las desigualdades sociales irán en aumento, aunque, salvo bolsas de pobreza, hasta los más pobres, serán menos pobres.
El gran avance de las economías emergentes. Los países llamados emergentes (China, India, Brasil, Indonesia, México, Rusia y Turquía) pesarán más del 50% del PIB mundial, mientras que los del G7 (Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia y Japón) disminuirán al 20%, cuando en 1980 representaban el 52% del PIB mundial. El centro del mundo ya ha basculado del Atlántico al Pacifico. Ningún país europeo en 2050 tendrá peso suficiente para sentarse en el Club de dirigentes del planeta, salvo que se unan en una Europa fuerte. Lo que exige, añado yo, acabar de una vez por todas con la pretendida soberanía de los Estados-Nación. Actuales o futuros.
Una urbanización galopante. Si todo sigue igual, vamos a un gigantismo de grandes urbes: Tokio 38 millones de habitantes, Shanghái 35, Yakarta 31, Delhi 25.... Gigantismo de empresas, con poderes en pocas manos, desertización rural de personas que van a mal vivir en inmensas concentraciones urbanas. En 2050, en una población mundial de 9.700 millones de personas, 2.000 millones corren el riesgo (según Naciones Unidas) de vivir en bidonvilles, en favelas, ciudades de miseria...
Globalización de las finanzas. Camde-ssus, ya lo he dicho, fue director del FMI. Dos de sus ideas retengo aquí: la absoluta necesidad de regular los mercados financieros si no queremos caer de nuevo en otra crisis mundial (hipótesis que no descarta y que apunta en varios momentos del libro) y la absoluta necesidad de que las finanzas estén al servicio de la economía, luego de la sociedad.
La explosión de las clases medias en las economías en desarrollo. Nada de eso ocurre entre nosotros (en Euskadi como en España), donde, como consecuencia de las crisis de 2008, parte de la clase media baja ha descendido hacia la clase baja. Pero, nosotros, formamos parte de las economías ya desarrolladas y no de las "economías en desarrollo", en las que, en 2050, si se hacen bien las cosas, el 82% de la población mundial pertenecerá a las clases medias o altas. El gran salto se producirá, sobre todo en América Latina y en Asia. Camdessus es rotundo: "Por primera vez en la historia, la mayoría de la humanidad la conformará la clase media" (p.62).
La creciente escasez de los recursos naturales. En efecto, algunos bienes básicos como el agua, fuentes de energía, ciertos minerales para las últimas tecnologías, terrenos cultivables etc., etc., serán insuficientes si los nuevos miembros de las clases medias adoptan el modelo de consumo desenfrenado y el estilo de vida de las actuales clases medias del mundo opulento. Esta situación nos lleva a una "guerra" por el control de esos bienes.
El cambio climático. Es urgente actuar. La conferencia de París de diciembre de 2015 alcanzó un consenso inaudito en 196 países, sobre las causas del cambio climático en la que la acción humana, en gran parte con la fuerte emisión de gas carbónico, es determinante. Pero, con Trump en EEUU y con los comportamientos de China, ya se puede decir que no se van a cumplir los acuerdos de París de 2015. Por otra parte, el 13 de noviembre de 2017, 15.364 científicos de 184 países publicaron un grito de alarma sobre el estado del planeta, apelando a la acción de la sociedad civil, proponiendo una serie de medidas concretas.
Un progreso tecnológico fulgurante. En 2050, un solo ordenador tendrá la capacidad de todos los actuales ordenadores de Silicon Valley. Las ventajas para la sanidad parecen gigantescas. Aunque ya estamos, también, en la era eugenésica. Ya es posible programar "chicos rubios con ojos azules" o producir Bill Gates en cadena, esto es, personas super-inteligentes. El mundo feliz de Aldous Huxley. Entre tanto trabajamos gratis para las GAFA, siglas de G-oogle, A-pple, F-acebook y A-mazon. "La técnica incontrolada sirve básicamente para esclavizar al hombre." (Edgar Morin, París, 21/09/14).
Las nuevas caras de la violencia. Básicamente, con esta expresión se está pensando en la violencia terrorista de signo islamista que ha adquirido una dimensión prácticamente planetaria. Actualmente, hay pocas guerras entre países. Hay mas guerras civiles en el interior de algunos países y la violencia terrorista. Quiero añadir que, a menudo, la lucha antiterrorista conculca los derechos humanos (DDHH). Así, el 15 de noviembre de 2017, la Liga de los DDHH en Francia ha sometido al Tribunal Constitucional de su país cuatro medidas aprobadas, apenas 15 días antes, en el Parlamento francés.
Michel Camdessus dedica dos terceras partes de su libro a presentar los cinco objetivos más urgentes para las próximas tres décadas. En primer y principal lugar "erradicar la pobreza". Estima que es posible lograrlo en más del 80% del planeta, previendo en 2050, todavía, una gran bolsa de pobreza en África. Segundo objetivo: unas finanzas controladas y al servicio de la economía, luego de la sociedad, con los paraísos fiscales ya eliminados. Tercero: una nueva gobernanza para un mundo multipolar, multiétnico para no caer en un G2: EEUU y China (con permiso de India). Cuarto: aplicar un poso de sabiduría ante los cambios climáticos y la escasez de recursos energéticos y quinto, pero no el menos importante, otro estilo de vida más sobrio, otra ética mundial, a nivel social y personal.
Libro magistral. Confío que lo traduzcan pronto. Entre tanto, que traigan a Camdessus a Hegoalde para darnos un par de conferencias en castellano.

javierelzo@telefonica.net

Bienes básicos como el agua, fuentes de energía, ciertos minerales, terrenos cultivables etc., serán insuficientes si los nuevos miembros de las clases medias adoptan el modelo de consumo desenfrenado y el estilo de vida de las actuales clases medias d

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902