Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Colaboración

Transformar la empresa, transformar la sociedad

Por Juan Manuel Sinde - Sábado, 2 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:12h

votos |¡comenta!
Juan Manuel Sinde

Galería Noticia

  • Juan Manuel Sinde

Hace ahora diez años que un grupo de cooperativistas (entre los que se encontraban los fundadores del Grupo Mondragon), junto con unos pocos profesionales cercanos y un sacerdote creamos la Asociación de Amigos de Arizmendiarrieta con la finalidad, entre otras, de reflexionar sobre nuevas aplicaciones del pensamiento de D. Jose María al mundo empresarial y social. Entendíamos entonces que sus ideas y valores resultaban, aun a pesar de algunos fracasos, una referencia de interés social y de éxito empresarial.

Considerábamos que la progresiva globalización de los procesos económicos, junto al acelerado desarrollo de los descubrimientos científicos y técnicos exigen que cada comunidad se resitúe en el mapa del desarrollo mundial. Contando, en primer lugar, con empresas competitivas y sostenibles en un nuevo escenario global.

En ese contexto, ha sido clara la necesidad de un modelo de empresa que, en nuestro caso, debe resultar de una adecuada síntesis de nuestra filosofía humanista y valores cooperativos, por un lado, y de sistemas de gestión que aprovechen y potencien las capacidades de las personas, por otro. Teniendo en cuenta también para ello las potencialidades que nos ofrecen nuestra cultura y autogobierno. De forma que sean no solo más competitivas sino también más satisfactorias para las personas en ellas ocupadas.

Pero con ser importante esa tarea, hay que recordar que Arizmendiarrieta iba más allá, ya que consideraba que los valores de la doctrina social de la Iglesia son, asimismo, aplicables a la vida económica y social, en general. La prioridad de la persona, la dignidad del trabajo, el fin social de la actividad económica y el compromiso con la comunidad no se reducen a la empresa, sino que la trascienden.

Fue, además, innovador aplicando esos valores, inventando nuevas fórmulas cooperativas. Como ejemplo, Laboral Kutxa es una de las más de 50.000 cooperativas de crédito existentes en el mundo, pero la única cuyos socios principales son empresas y una de las pocas en las que sus profesionales son socios y participan en la gestión, los resultados y la propiedad… aunque sin tener, por otra parte, el control característico de las cooperativas convencionales.

Promovió también nuevas fórmulas de cooperación en el ámbito de la educación, en donde puso en práctica sus convicciones buscando que cooperen grupos de alumnos, padres, profesores y sociedad circundante interesada en el proyecto.

Nos corresponde a los seguidores de Arizmendiarrieta ser creativos e innovadores en la aplicación de los valores por él proclamados en la vida económica y social

O en la investigación, con centros en los que se arbitran fórmulas cooperadoras en las que los distintos intereses de profesionales y empresas clientes están razonablemente equilibrados y permiten y estimulan el esfuerzo de todos.

Así las cosas, nos corresponde a los seguidores de Arizmendiarrieta ser también creativos e innovadores en la aplicación de los valores por él proclamados en la vida económica y social. De forma que se compaginen progreso económico y valores humanistas de solidaridad y cooperación a diferentes niveles.

Pero también en la cooperación entre empresas. En ese sentido, coincide que recientemente algunos estudios muestran que existe una relación entre el tamaño de las empresas y la expectativa de crecimiento del PIB. Sería la explicación por la que Alemania, con salarios medios un 30% superiores a los existentes en el País Vasco, mantiene una balanza comercial muy positiva debido al éxito de sus exportaciones, al tener un tamaño medio de sus pymes aproximadamente el doble de las nuestras.

¿Es posible encontrar nuevas fórmulas de intercooperación entre pymes que favorezcan su competitividad e, indirectamente, a los trabajadores en ella empleados? Algunos ejemplos comarcales o de grupos especiales así parecen corroborarlo. Pero quizás, desde la iniciativa del Gobierno vasco de impulsar los clústers sectoriales en la década de los 80, no se han dado con nuevas ideas de tanto calado (que posiblemente existan en algunos países del mundo).

Análogo comentario puede hacerse en relación con el problema de la desigualdad social. La comarca de Debagoiena presenta unos índices muy positivos en lo que a menor desigualdad social se refiere. Pero poco se ha experimentado en otros lugares del país para poner en marcha iniciativas de cooperación de distintos agentes buscando la incorporación de los sectores excluidos de la vida social.

Arizmendiarrieta nunca pensó que su misión se limitaba a ayudar a un número limitado de trabajadores, sino que entendía que el principio de solidaridad debía extenderse a capas cada vez más amplias de la sociedad.

Mantener su legado empresarial y desarrollarlo creando nuevas cooperativas es, sin duda, una gran aportación en los difíciles tiempos actuales y ello merece un claro reconocimiento a sus responsables. Pero ampliar su influencia y valores a otras actividades y sectores sociales resulta ser una obligación moral para los que nos consideramos sus seguidores. Para que su aplicación favorezca cada vez a más personas entre nosotros.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902