Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
eliminado

Diez minutos no son suficientes (1-0)

el breve asedio del eibar tras el descanso se salda sin goles, y aspas pone la puntilla en el 90’

Marco Rodrigo - Miércoles, 29 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:45h

votos |¡comenta!
Charles pugna durante el partido de anoche en Balaídos con el defensa del Celta Jonny.

Charles pugna durante el partido de anoche en Balaídos con el defensa del Celta Jonny. (efe)

Galería Noticia

  • Charles pugna durante el partido de anoche en Balaídos con el defensa del Celta Jonny.

Adiós a la Copa. Resultaba previsible, tras la derrota de Ipurua. La historia del epílogo armero en el torneo se redujo anoche en Vigo a los diez primeros minutos de la segunda parte. Apretaron los azulgranas. Dispusieron de tres oportunidades muy claras para adelantarse en el marcador y meter el miedo en el cuerpo a un Celta gris. Pero la falta de acierto de los visitantes y las buenas intervenciones del meta Sergio Álvarez evitaron que la eliminatoria se viera alimentada con amplias dosis de incertidumbre. Ahí terminó todo. Y la media hora final de la contienda se asemejó muy mucho a lo vivido durante la primera mitad, un partido tedioso y muy poco atractivo para el espectador.

Mendilibar había anunciado el lunes que valora la presencia de su equipo en la Copa del Rey. Es consciente de que el torneo del KO difícilmente será ganado por el Eibar ninguna de estas temporadas, pero el técnico de Zaldibar considera sano disponer de una segunda competición para dar minutos a todos sus jugadores y engrasar así el fondo de armario para tirar del mismo en la Liga. Ayer en Balaídos obró en consecuencia y apostó por un once completamente reconocible, compuesto por varios futbolistas que no están teniendo excesivo protagonismo los fines de semana, pero cuyos nombres no chirrían en una alineación armera.

El sistema era el recientemente recuperado 4-4-2. Y sus actores, jugadores muy capaces de ofrecer un buen rendimiento en Vigo. La empresa a acometer, sin embargo, resultaba de inicio lo suficientemente complicada como para condicionar el desarrollo del comienzo del partido. Un 1-2 en una eliminatoria a doble partido supone un resultado muy difícil de remontar a domicilio, un factor que pesó demasiado en el arranque. El Eibar, dominado durante los primeros cinco minutos por un Celta que saltó al césped con el ánimo de añadir un gol adicional a la renta obtenida en Ipurua, comenzó poco a poco a hacerse con el control de la contienda. Siempre, eso sí, dentro de un perfil de partido gris, desangelado y con escasos alicientes competitivos. Los armeros jugaron la primera parte de forma académica. No se les podrá achacar hoy falta de entrega o poca actitud. Pero nada habría cambiado si esos 45 minutos se hubiesen jugado sin porterías.

pocas ocasionesUn remate de Kike García en el primer palo tras un centro desde la banda zurda, la de Bebé, supuso la ocasión más clara antes del descanso. Ni siquiera entonces estuvo demasiado cerca el gol. Fue una oportunidad light. Lo que da buena muestra del tedio vivido en un semivacío Balaídos en un pobre primer tiempo. La esperanza residía al descanso en que, poco a poco, la cercanía del final del encuentro obligara al Eibar a arriesgar tras la reanudación, abriéndose así un encuentro soporífero. Y las primeras sensaciones al respecto no pudieron ser mejores, puesto que una pérdida local al borde del área, antes de que se cumpliera el primer minuto de la segunda mitad, provocó la primera parada del partido: Sergio Álvarez, con apuros, a disparo de Charles.

Unos segundos después, Emre Mor puso a prueba a Dmitrovic de forma tímida. Enseguida lo volvieron a intentar los armeros por mediación de Bebé. Y la confirmación de que el panorama había cambiado, con los de Mendilibar mucho más voluntariosos, llegó con un nuevo intento del portugués atajado con apuros por Sergio. Charles, a bocajarro, no pudo aprovechar el rechace. Muy negro lo tuvo que ver Unzué, quien puso a calentar a Iago Aspas. Sin embargo, pudo aguantar sin provocar el ingreso del delantero, puesto que el asedio del Eibar a la meta gallega apenas duró diez minutos. Los armeros no lograron entonces un gol que lo habría cambiado todo, y el encuentro empezó a recuperar su tónica inicial, sin fútbol ni emoción y con un gol gallego en el último minuto. Toca centrarse en la Liga y en lograr una nueva permanencia. No es poco.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902