Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Más ganas que juego

Liga femenina el idk gipuzkoa, muy atascado en ataque, pierde ante el araski en un derbi en el que iulene olabarria sufrió una lesión en la rodilla derecha que puede ser grave

Néstor Rodríguez Gorka Estrada - Domingo, 26 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

votos |¡comenta!
Jillian Alleyne, defendida por una jugadora del Araski, intenta una jugada individual.

Jillian Alleyne, defendida por una jugadora del Araski, intenta una jugada individual.

Galería Noticia

  • Jillian Alleyne, defendida por una jugadora del Araski, intenta una jugada individual.

IDK Gipuzkoa 57

Araski 61

IDK GIPUZKOA Brkic (2), Aduriz (2), Nystrom (0), Toch Sarr (6), Weaver (21) -cinco inicial- Lara González (9), Olabarria (3), Iparragirre (6), Eraunzetamurgil (0) y Alleyne (8)

LACTURALE ARASKI Silva (14), Aldalur (2), Van den Adel (13), Forster (6), Diallo (6) -cinco inicial- Izaskun García (0), Molinuevo (2), Etxarri (6), Agirre (10), Pardo (2) y Tudanca (0).

Parciales 16-11, 9-18, 15-19 y 17-13.

Árbitros Palomo Cañas y Muñoz García. Sin eliminadas por faltas.

Incidencias Buena entrada en el Gasca.

donostia- Día para olvidar en el Gasca. El IDK Gipuzkoa encajó frente al Araski su segunda derrota consecutiva en un partido en el que se atascó totalmente en ataque desde mediado el segundo cuarto y además sufrió la lesión de Iulene Olabarria, que se dañó la rodilla derecha en una acción con la visitante Roselis Silva cuando el marcador señalaba un 23-19 para las locales, que habían ido ganando incluso de diez (23-13). A falta de que le hagan las correspondientes pruebas, las sensaciones no son nada buenas tras las primeras exploraciones en la propia pista y la capitana podría tener una lesión importante.

Todo se torció a partir de ese momento: el equipo guipuzcoano no encontró la manera de acertar en el aro rival y estuvo a merced del cuadro vitoriano. Solo su defensa y sus ganas le hicieron mantenerse con vida casi hasta el final, pero sin éxito porque no le acompañó el acierto.

El alto nivel defensivo exhibido desde la primera jornada ha sido el gran valor del IDK, que a partir de ahí había ido creciendo en ataque. Pero la semana pasada en Ferrol -sobre todo en la segunda parte- y ayer contra el Araski su rendimiento ofensivo ha bajado claramente. Ante la falta de una amenaza exterior clara por parte del equipo de Azu Muguruza, especialmente tras la lesión de Olabarria, las alavesas optaron por cerrarse, anulando por completo a Toch Sarr y minimizando el impacto de Jillian Alleyne. Solo Lyndra Weaver, a base de forzar acciones individuales, mostró cierta claridad de ideas, al igual que Lara González, todo pundonor. Pero a las demás se les nubló la vista a la hora de atacar la canasta del Araski. Ni siquiera Brkic, una base muy capaz de sacar al equipo de esos momentos de atasco, tuvo el día y no estuvo acertada ni en el tiro ni en la dirección.

El 2-7 inicial para el Araski dio paso a los mejores minutos de la tarde por parte del IDK Gipuzkoa, con Toch Sarr como protagonista. La senegalesa metió seis de los siete primeros puntos de su equipo, pero ahí se quedó, ya que no volvió a meter ni una canasta. Weaver y Alleyne dieron continuidad a esas primeras acciones de Sarr y Olabarria puso la máxima renta con uno de sus habituales triples: 23-13. El Araski dio un paso adelante en defensa y se acercó con tres canastas: 23-19. Fue el momento en el que una dura defensa de Roselis Silva sobre Olabarria provocó la caída de la escolta donostiarra, que enseguida se echó la mano a la rodilla derecha y comenzó a gritar, enmudeciendo el Gasca. Por cierto que después del partido, y antes de celebrar su victoria, las jugadoras del Araski fueron al banquillo local a interesarse por su salud.

El caso es que desde ese momento el Araski pasó a ser dueño total del encuentro. Las locales se despistaron y al descanso, del 23-13 en el mejor momento del IDK, se pasó a un 25-29 favorable a las visitantes, que en la reanudación aumentaron más su renta con otro 0-5 que puso un 25-34 ya preocupante. Un arranque anotador de Alleyne y dos tiros libres de Weaver pusieron el 31-34, y luego el Araski logró una máxima renta de diez (31-41) que Lara González dejó en cinco (38-43) gracias a un triple y a una penetración. La base sigue creciendo en juego y carácter y, ante el mal día de Brkic, no dudó en echarse el equipo a las espaldas. Pero el IDK funcionó a base de arreones individuales, pero como equipo el juego no fluía. Cada ataque era como chocarse contra un muro. Las 22 pérdidas de balón en total y el pobre 4/17 en tiros de tres resultaron un lastre.

Conseguir cada canasta costaba muchísimo, situación que se mantuvo en el último cuarto exceptuando las jugadas de Weaver. Solo la defensa mantenía con opciones al IDK, lo que cabía considerarse como un pequeño milagro teniendo en cuenta sus problemas en ataque. El 46-57 a cuatro minutos de la conclusión resultó ya definitivo pese a una última muestra de carácter del IDK y a dos triples de Sara Iparragirre, a la que le sobra descaro pese a sus 18 años. Pero no fue suficiente para culminar una remontada imposible y el conjunto guipuzcoano acabó cayendo por 57-61. Urge recuperar cuanto antes la claridad de ideas en ataque porque el sábado que viene llega otro derbi, contra el Gernika en Maloste.

liga femenina

liga femenina 2

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902