Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
EUROPA LEAGUE

Un trilero mágico saquea Skopje

La movilidad y la calidad para aprovechar los espacios de la Real destroza a un Vardar escandalosamente menor

Mikel Recalde - Viernes, 20 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

votos | ¡comenta!
Willian José posa con el balón con el que marcó los cuatro goles.

Willian José posa con el balón con el que marcó los cuatro goles. (Foto: rs)

Galería Noticia

Skopje (Macedonia) - Por la mañana, en el bazar de Skopje, Javi de Pedro bromeaba con que podía jugar a buen nivel en el encuentro de la tarde. Tenía razón. Sin estar, digámoslo de forma amable, en excesiva buena forma ya, el 10 del Antiguo probablemente no hubiera desentonado en la pachanga ante un Vardar escandalosamente menor, que fue arrasado por una Real imperial. Seguro que hasta habría marcado. Los realistas salieron con sus mejores galas por si se torcía un encuentro que debía ganar sí o sí y se encontraron con un adversario que, con todos los respetos, pareció de Segunda B. Finalmente, el duelo acabó con un rosco en un set, pero lo más grave es que se pudieron superar sin excesivos problemas la decena de haberlos necesitado. Willian José se llevó su primer balón desde que viste de txuri-urdin en un saqueo propio de un trilero, puesto que cuando los locales pensaban dónde estaba la pelota ya habían llegado tarde. Así hasta el destrozo final.

Todo transcurrió según lo previsto. Desde el minuto 1 al 90. La Real se hizo con el control absoluto del juego y de la posesión y no tardó en sitiar a un Vardar que se encerró en busca de una contra que le concediera una mínima y, visto lo visto, milagrosa oportunidad. Su entrenador contó la víspera que habían estudiado muy bien el fútbol txuri-urdin, por lo que estaba preparado para ese escenario. Quizá lo que esperaba fuese un rival con unos futbolistas de primer nivel, algo de lo que carece en su plantilla, que además se vieron tan superiores que quisieron desempolvar su fútbol de frac para lucirse y exhibir su exquisita calidad. Pero, aparte del talento de sus jugadores, lo que verdaderamente marcó la diferencia desde el inicio fue la impresionante movilidad de todos ellos, que no tardaron en volver completamente locos a los del Vardar mientras perseguían sombras. Si a eso le sumas una precisión de cirujano para aprovechar los desmarques y los espacios que se generaban cuando pivotaban de espalda sus hombres más adelantados, el resultado simplemente pudo ser de escándalo. En el entreacto, vista la cantidad de ocasiones creadas por los donostiarras, a nadie le hubiera impactado que el luminoso luciese un 0-7. Bueno, mejor dicho un 1-7, ya que entre tanto control, se bajó la guardia y los voluntariosos locales, siempre respaldados por una bulliciosa e incansable afición, pudieron estrenar su casillero.

Xabi Prieto destapó el tarro de las esencias con unos primeros 45 minutos antológicos. Europa también merecía conocer el talento de un canterano que acumula más de 500 encuentros con la misma camiseta que tanto ama y que ayer volvió a honrar, con su habitual elegancia sublime. Si a su destreza le sumas un escudero como Oyarzabal, es decir un proyecto de talla mundial, y se empiezan a buscarse y encontrarse, lo normal es que las oportunidades comiencen a contarse por decenas. Pero no solo ellos. Frente a un adversario que por no molestar el show visitante, no pegaba ni patadas, hubo muchos más realistas que quisieron incorporarse a la exhibición. Es el caso de Canales, en su versión más protagonista y brillante, sobre todo esto último, un ingrediente que sin duda necesitaba; Willian José, que esta vez sí acampó en el área, donde no tardó en sembrar el terror aunque marcara también un golazo desde 25 metros; y otros actores de reparto, que sustentaron el incesante acoso a los macedonios, como un sobrado Illarra, un Zubeldia fortísimo en las disputas, un descarado Gorosabel, un colosal Llorente… ¡Si hasta Rulli volvió a hacer paradas de verdad en momentos clave! Lo cierto es que los macedonios se lo podían imaginar, pero en realidad no sabían la que se le venía encima. Porque sin quererlo ni beberlo, en un visto y no visto, les arrasó un huracán txuri-urdin.

un once reconocible Eusebio volvió a evidenciar en su alineación la prioridad del club esta semana. Al contrario que en San Petersburgo, el técnico apostó por un once reconocible y casi titular en el que dio entrada, sin que le temblara el pulso una vez más, a Gorosabel, De la Bella y Canales. El interminable carrusel de ocasiones de la Real comenzó a los tres minutos. Fue una carta de presentación, porque entre los tres tenores que protagonizaron la jugada les iban a generar pesadillas traumáticas para mucho tiempo. Primera combinación entre Xabi Prieto y Oyarzabal, que acabó con un centro del primero al que no llegó Willian José. A partir de ahí, entre oportunidades de todos los colores y formas, fueron cayendo los goles. El estreno realizador, segundos después de una volea de Novak que atajó a Rulli, se produjo a los doce minutos. Los scouters de los rivales del grupo deben hacer mejor los deberes, ya que el córner está patentado. Saca Canales, peinada de Prieto y Oyarzabal anota en boca de gol. Unos veinte minutos más tarde volvieron a hacer la misma, aunque Mikel se confió y se le escapó la pelota fuera a un metro de la meta. Un minuto después del tanto, Willian se topó, o más bien se chocó, con la madera. Luego un defensa salvó un taconazo suyo. A la espera del segundo, un par de sustos en dos despistes que no aprovecharon los locales. El segundo lo salvó Rulli por mantenerse en pie y hacerse grande en la salida. Tras dos opciones de Mikel, que juega a otra velocidad, llegó el segundo tanto, en una buena combinación entre Willian y Canales que selló el primero. Y vuelta a empezar, tras otras dos de Oyarzabal y tiro porque me toca, Willian se sacó un zurdazo imponente que entró pegado al poste.

A los pocos segundos de la reanudación, Canales, que sigue negado ante el gol como ya había acreditado antes, no logró el cuarto que sí selló Willian con un inapelable testarazo a centro de Gorosabel, con el exterior. Al brasileño le tuvieron que cambiar nada más hacer el quinto para que no pusieran precio a su cabeza antes de regresar a casa. Ya con el duelo anestesiado, casi en la última jugada, De la Bella aprovechó un despeje a disparo de Xabi Prieto para cerrar el set.

Había que ganar y se logró. Punto final. ¿Que fue un chorreo? También. Pero los tres primeros puntos a domicilio en esta Europa League permiten poner a tiro la clasificación para los cruces en las dos citas que afrontará la Real ahora en Anoeta. No pasará a la historia más que para las estadísticas, pero no olvidemos que los blanquiazules destrozan a rivales menores gracias a que cuenta con un nivel actual impresionante. Como para soñar con gestas imperiales importantes, algo de lo que saben mucho en Macedonia. Incluso con conquistas de Europa. Si lo consigue, seguro que en Skopje no se sorprenderían mucho después de lo que sufrieron ayer. Y aún tienen que pasar por Donostia…

votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902