Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
catalunya abre una crisis de estado

Podemos se aleja del PSOE por acordar con Rajoy la aplicación del artículo 155

El partido de Iglesias censura la reedición de la alianza de Sánchez con PP y C’s con la vista puesta en la reforma constitucional

Igor Santamaría - Jueves, 12 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

votos | ¡comenta!
Pedro Sánchez y Cristina Narbona conversan durante la Ejecutiva Federal del PSOE, celebrada ayer en Ferraz, donde estuvo presente Patxi López.

Pedro Sánchez y Cristina Narbona conversan durante la Ejecutiva Federal del PSOE, celebrada ayer en Ferraz, donde estuvo presente Patxi López.

Galería Noticia

Donostia - El alineamiento de Pedro Sánchez con Mariano Rajoy, apoyando la activación del artículo 155 de la Constitución y el acuerdo por abrir el melón de su reforma en unos términos muy lejos de los esperados, llevó ayer a Podemos a vislumbrar la imposibilidad de cualquier acuerdo futuro para la gobernabilidad, censurando al secretario general del PSOE al haber regresado a los posicionamientos que mantuvo antes de volver a coger las riendas del partido. “Ha reeditado la triple alianza con PP y Ciudadanos”, criticó la portavoz de la formación morada, Irene Montero, poniendo así en riesgo “los derechos civiles y fundamentales” no solo en Catalunya sino en todo el Estado. “De confirmarse, ha terminado el PSOE de la plurinacionalidad y las primarias, y ha regresado el PSOE de Susana Díaz”, aseveró la dirigente de Podemos, situando a Sánchez con la presidenta de Andalucía, que en mayo perdió el proceso interno de los socialistas, en el que contaba con el apoyo de los principales líderes territoriales y de la mayoría de dirigentes históricos del partido. O lo que es igual, como si Sánchez se hubiera rendido otra vez a las directrices de las veteranas voces socialistas y olvidado todo aquello que denunció cuando perdió el cargo de líder.

Tras las intervención ante la prensa de Rajoy, Sánchez salió a la palestra para acabar con la sensación de gran ausente que se le ha achacado desde distintos ámbitos y con intención de hacer alguna aportación al proceso con la que poder reforzar su figura. “Siempre hemos considerado que la mejor manera de defender la Constitución es su reforma y su modernización. ¡Ha llegado la hora de que abordemos su reforma en nuestro país!”, conminó desde Ferraz al desvelar el acuerdo al que llegó la noche anterior con Rajoy en Moncloa: abrir, de manera inmediata, la comisión de diálogo y estudio sobre el Estado autonómico y la situación de Catalunya, que tras seis meses de trabajo desembocará en la creación de una subcomisión en el Congreso que debata, al fin, sobre una reforma de la Constitución de 1978. Y paralelamente, su respaldo a hacer efectivo el artículo 155: “Acompañamos al presidente del Gobierno en su requerimiento para clarificar y sacar del pantano en el que ha metido el president Puigdemont a la política catalana”, expresó, reprochando lo que calificó como “la ceremonia del absurdo” en relación a lo acontecido la jornada anterior en el Parlament.

Comportamiento que no gustó en Podemos, donde clamaron para que “ojalá regrese el PSOE de la plurinacionalidad, el que ganó las primarias, el de sus militantes, pero creemos que ha vuelto el PSOE que avala la estrategia del PP y Ciudadanos, la del porrazo y desterrar las soluciones políticas”, señaló Montero, reseñando la negativa de su partido a que se suspenda el autogobierno catalán después de la mano tendida de Puigdemont a entablar un diálogo antes de hacer efectiva la independencia que dejó en suspenso. Tras días en los que se especuló con que Podemos y PSOE pudieran unir fuerzas para mover a Rajoy hacia la negociación, el acuerdo entre Sánchez y el presidente español para la reforma de la Ley Fundamental sentó muy mal en el seno del partido de Pablo Iglesias. “No me explico cómo al PSOE le puede parecer un buen aliado para impulsar una reforma constitucional el partido más corrupto de Europa”, cuestionó Montero.

Esta conjunción de fuerzas supone un antes y un después para Podemos, que durante los últimos cinco meses ha examinado al PSOE con su moción fallida a Rajoy o, ayer mismo, con una enmienda relativa precisamente al 155 que se abordaría después de la declaración de Puigdemont. Finalmente se retiró. Previamente los socialistas ya habían fijado su posición en contra.

“Compartimos la necesidad de que Puigdemont aclare exactamente qué quiso decir”, había subrayado Sánchez. “Que aclare negro sobre blanco qué es lo que pasó en el Parlament”. Pero no solo en este primer paso estará el PSOE junto al Gobierno del PP, sino también si termina por aplicar el 155 tras la respuesta del president. “Nosotros estamos con la defensa de la Constitución, y en consecuencia, si el señor Puigdemont no aclara o aclara en los términos que parece que dicen algunos integrantes del bloque independentista que efectivamente se declaró unilateralmente la independencia, el PSOE apoyará las medidas constitucionales que ponga en marcha el Gobierno de España”. El PSOE tiene asimismo “su propia interpretación” de cómo aplicar el 155, que ya trasladó Sánchez a Rajoy, convencido además de que la tomará en consideración, aunque no la detalló.

nada de referéndum pactado Este horizonte puede de paso acercar a las marcas de Podemos en Catalunya al soberanismo para defender el referéndum pactado en Catalunya, algo que los socialistas no tolerarían en el sentido de que “estamos dispuestos a reformar la Constitución para hablar sobre cómo Cataluña se queda en España, pero no de cómo se va de España. Es una diferencia enorme no solo con los soberanistas, sino con Podemos”. O lo que es igual, la modificación de la Carta Magna se reduciría a aspectos poco trascendentes, como los que defiende Ciudadanos. No parece que la invitación del PSOE a Puigdemont a comparecer en el Congreso para participar en esa reforma pueda fructificar. “Que comparezca en el Congreso y nos explique cuál es su visión de la situación política en España”, le inquirió a Puigdemont el secretario general. A su vez, la portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, consideró que “es el momento de la política y ésta se hace en el Parlamento”. “No necesitamos más mediadores que nosotros, que somos los representantes de la soberanía popular”, dijo.

Y mientras en el PSC, Miquel Iceta, aplaudió el paso de Sánchez y hasta “la mesura” de Rajoy; el líder de En Comú Podem, Xavier Domènech, avisó de que “una reforma pactada entre dos partidos que no representan ninguna mayoría en Catalunya, y que además puede asentarse en el 155, carece de todo recorrido de algo esencial, la recuperación de la legitimidad”.

votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902