Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Ese mundo nuestro

Los rohinyás, la última minoría

Por Valentí Popescu - Jueves, 14 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

votos | ¡comenta!
Rohinyás, en un saturado campamento de refugiados.

Rohinyás, en un saturado campamento de refugiados.

Galería Noticia

Birmania (676.500 km2 para 52 millones escasos de habitantes con una renta anual por cabeza de 6.000 dólares) es más célebre -por su exotismo- que conocido, lo que explica que pocos visitantes del primer mundo sean conscientes de que esta república asiática es ante todo la tierra del mal convivir. Lo que más abunda en su historia desde la independencia del Reino Unido en 1948 son guerras civiles, golpes de Estado y persecuciones étnicas.

Eso puede resultar lamentable y triste, pero se puede decir que también inevitable: el 35% del censo birmano lo constituyen minorías forasteras y la propia Constitución niega la nacionalidad a quien no forme parte de las 135 tribus que la Ley Fundamental cita literalmente como integrantes de la raza birmana. Y en este historial de violencia y discriminación se lleva la palma la persecución de que son objeto los rohingá, una etnia musulmana oriunda de Bangladesh y que reside desde hace más de un siglo en la costa bengalí de Birmania con un censo cercano al millón de personas. Población pobre y discriminada, estos musulmanes han sufrido un acoso constante por parte de la mayoría indígena, acoso que se incrementó hasta llegar a brotes de genocidio a partir de la independencia del país. Los rohinyás han respondido a las últimas olas de persecución y acoso huyendo masivamente hacia Bangladesh, que no los quiere acoger porque la miseria propia hace muy difícil albergar masas de fugitivos depauperados. Y también con violencia guerrillera.

Así, en la última semana de agosto partidas de jóvenes rohinyás armados de indignación, valor y un arsenal increíblemente primitivo se lanzaron a acciones de represalia contra cuarteles y puesto de vigilancia del ejército y policía. Los ataques más importantes se registraron en las localidades de Buthidaung y Maungdaw con el resultado obligado de más víctimas entre los atacantes que entre los atacados: doce muertos entre las fuerzas del orden y 80, entre los guerrilleros, de ser ciertas las cifras de las autoridades birmanas. Y el balance es aún increíblemente positivo para los atacantes si se tiene en cuenta que la inmensa mayoría de ellos iba armado con lanzas, dagas y fusiles desechados después de la I Guerra Mundial.

Claro que si dinero y armamento tienen poco y malo, en cambio imaginación tienen los guerrilleros a raudales. Así, a las partidas que protagonizaron los últimos incidentes las llaman Ejército Rohingya de Salvación de Arakan (ARSA, es el acrónimo ingles) en el que usan la palabra Arakan, el antiguo nombre del Estado birmano de Rakhine, para designar ese territorio. Más aún: haciendo honor a la tradicional fantasía oriental, los rebeldes rohinyás habían llamado anteriormente a sus partidas Movimiento de la Conciencia, pero eso fue antes de que la resistencia armada de los musulmanes de Birmania tuviese la afluencia de voluntarios de las últimas semanas, más de mil en agosto solamente.

votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902