Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Los bomberos realizan medio centenar de salidas por las lluvias

En Irun se hundió parte del tejado del nuevo centro cívico Palmera Montero y en Zarautz un hombre fue rescatado del parking de la empresa Itur
En Donostia un árbol de diez metros cayó sobre la calzada

Iraitz Astarloa - Jueves, 31 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

votos | ¡comenta!
Tres bomberos examinan unos de los desagües totalmente desbordado, situado en la calle Bertsolari Txirrita, en el barrio donostiarra de Altza.

Tres bomberos examinan unos de los desagües totalmente desbordado, situado en la calle Bertsolari Txirrita, en el barrio donostiarra de Altza. (Iker Azurmendi)

Galería Noticia

  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

donostia - En un verano en el que lo meteorológico está tomando mayor protagonismo que de costumbre, el tiempo volvió a convertirse ayer en noticia, después de que el tremendo aguacero que descargó a media tarde, con 44 litros por metro cuadrado recogidos en tan solo una hora en Ereñotzu, dejara a media Gipuzkoa anegada y con los desagües totalmente desbordados. De hecho, los bomberos, tanto de la Diputación como de Donostia, realizaron en torno a medio centenar de intervenciones en el territorio, 24 de ellos en carreteras, según informaron desde la Diputación y el Ayuntamiento de la capital guipuzcoana.

Se puede decir que a nadie pilló de sorpresa la llegada de lluvia, ya que pese a una soleada y bochornosa mañana, las precipitaciones estaban más que anunciadas. De hecho, desde el Departamento vasco de Seguridad se había activado incluso el aviso amarillo por lluvias intensas. La predicción se cumplió. ¡Vaya si lo hizo! En apenas unos minutos, muchas de las arterias principales de nuestras ciudades se convirtieron en instransitables. El caos se repitió en Donostia, Zarautz o Irun, pero también en Andoain, Azkoitia y Usurbil. Muchas calles se volvieron auténticos riachuelos y los transeúntes y vehículos, pillados en medio de la tormenta, no tuvieron más remedio que guarecerse al no poder continuar su camino. Bomberos y guardias municipales se afanaron por, cortar calles primero, y achicar agua después, para que la situación volviera a la normalidad lo antes posible.

Y así fue, en gran parte, porque para las 20.00 horas el volumen de precipitaciones disminuyó considerablemente, aunque la lluvia no cesó. Antes de esa hora, algunos registros dejaban la boca abierta, como en Ereñotzu -según las estaciones de Euskalmet-, donde ya se habían acumulado 47,5 litros por metro cuadrado (casi todo en un hora), aunque hasta las 22.00 horas lo acumulado ya ascendía a 69,1 l/m2. En Oiartzun, 53,2 l/m2. De cerca le seguía Lasarte-Oria, con una marca de 47,3, así como Behobia (43,1), Zarautz (41,4), Aizarnazabal (37,2) y Lasarte-Oria. De hecho, en solo diez minutos cayeron en Ereñotzu 15,4 litros, mientras que en Oiartzun llovían 12,9 en este mismo tiempo. Y en una hora, los registros ascendieron a 29,7 litros en Zarautz y a los casi 18 litros en Miramon (Donostia).

Estos datos reflejan el pequeño caos vivido ayer en gran parte del territorio, donde muchos bajos comerciales y garajes se vieron anegados por el agua.

Tan solo en Donostia, en menos de dos horas los bomberos recibieron más de 40 avisos, todos relacionados por acumulación de agua en diferentes puntos de la ciudad. En total, se llevaron a cabo diez intervenciones, la mayor parte por inundaciones en locales comerciales y garajes, mientras que también atendieron dos pequeños incendios eléctricos, aunque sin consecuencias, informaron fuentes municipales. También hubo afecciones en los polideportivos de Egia y Pio Baroja.

Además, la Guardia Municipal tuvo que intervenir en muchos puntos por problemas de tráfico, aunque tampoco en este apartado se registraron incidencias destacables, destacó el Ayuntamiento de Donostia. De hecho, una de las actuaciones más reseñables se produjo después de que un árbol de diez metros de altura cayera sobre la calzada en la calle Portuene, aunque sin provocar heridos.

desprendimiento de tejado Un buen susto se llevaron también los vecinos de la calle Ricardo Alberdi de Irun, después de que parte del tejado del centro cívico Palmera Montero, que alberga la Facultad de Empresariales de Mondragon Unibertsitatea, varias asociaciones locales, así como servicios como supermercados o restaurantes, se derrumbara a consecuencia de las filtraciones de agua. Afortunadamente, la policía municipal había desalojado el lugar, por lo que tampoco hubo que lamentar heridos. Se da la circunstancia de que este gran edificio está completamente nuevo, ya que ha cumplido su primer aniversario este mismo mes.

En Zarautz, la policía local decidió cortar los dos pasos subterráneos del tren, debido a que quedaron inundados. Lo mismo ocurrió con algunos garajes y bajos comerciales, a los que los bomberos tuvieron que acudir con bombas para achicar el agua. De hecho, algunas calles del centro se quedaron sin suministro eléctrico durante algunos horas, después de que entrara agua en los transformadores de Iberdrola.

También hubo problemas en las inmediaciones de la empresa KSB Itur, donde la regata Olaa se desbordó en la zona de Errota Berri. De hecho, en este punto los bomberos tuvieron que rescatar a una persona que había quedado atrapada en el aparcamiento, tal y como confirmó el propio diputado de Gobernanza y Comunicación para la Sociedad, Imanol Lasa. El también portavoz foral señaló que las intervenciones realizadas “no han revestido gravedad”. “Han sido inundaciones de locales y empresas”, señaló, para añadir que en Oiartzun también hubo una salida al “volar un tejado”. En Andoain, los aledaños de la plaza Zumea también quedaron bajo el agua y fue necesaria la intervención de los bomberos para desatascar las arquetas, algo que también ocurrió en Orio, Usurbil o Azkoitia.

Sin embargo, los bomberos respondieron con profesionalidad y mucho humor a la inusual carga de trabajo de la tarde de ayer y en la cuenta oficial de Twitter de Bomberos Euskadi publicaban el siguiente mensaje: “Otros días nos toca echar agua, hoy achicarla”, al tiempo que pedían prudencia. Lasa, asimismo, destacó que a primera hora de hoy los bomberos seguirán “prestando” la ayuda necesaria para que las empresas y las zonas comerciales afectadas puedan volver a la normalidad. Al mismo tiempo, señaló que el servicio de llamadas Bai Esan se reforzó ayer con dos operarios para poder atender todos los avisos.

El dato

votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902