Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
se planteaba un ataque al Kursaal

La Ertzaintza despliega durante seis horas el plan antiyihadista ante la sospecha de un atentado

Los agentes se movilizaron el viernes tras hallar documentación en la que se planteaba un ataque al Kursaal
Se desactivó la alerta tras descartar el riesgo del menor fugado de un centro, que ideó el plan “por divertimento”

Jorge Napal Javi Colmenero - Domingo, 20 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:11h

votos |¡comenta!
Kursaal

Galería Noticia

  • Kursaal

Donostia- La Ertzaintza desplegó en Donostia la madrugada del viernes al sábado el protocolo de actuación previsto ante un eventual ataque yihadista. La desaparición de un menor de un centro tutelado, a quien se encontró entre sus pertenencias documentación que incluía un detallado plan de ataque en la zona del Kursaal, desató un amplio operativo policial. Solo la posterior localización del menor, que fue sometido a un interrogatorio, permitió desestimar el potencial de riesgo. El suceso permite comprobar la tensión interna con la que las fuerzas policiales están viviendo los días posteriores a los atentados de Barcelona y Cambrils.

Según ha podido saber este periódico, la alarma se desató tras la fuga de un menor extranjero de 17 años de un centro guipuzcoano. Tras pasar varios días en paradero desconocido, los responsables del servicio de atención comprobaron que entre sus pertenencias se hallaba un documento con anotaciones sobre el modo de perpetrar un atentado en una zona tan concurrida como es estos días el Paseo de Zurriola a la altura del Kursaal. El documento incluía anotaciones sobre un Kalashnikov.

Tras el hallazgo de esta documentación, los responsables del centro no tardaron en ponerse en contacto con el 112, tras lo cual se activó el protocolo establecido en el País Vasco ante el riesgo de atentado, al tiempo que se desató el operativo de búsqueda del menor.

La vigilancia policial comenzó por la noche y el despliegue se prolongó hasta las 6.00 horas del sábado. Brigada móvil, patrullas cortando el tráfico en cuadrícula por el centro de la ciudad, agentes que portaban chaleco antibalas y escopeta... La orden incluía medidas que evidencian el estado de alerta 4 en que se encuentra actualmente el Estado español, solo uno por debajo del máximo posible.

Las jefaturas de la Policía vasca ordenaron a sus recursos operativos que prestaran especial protección en las zonas en las que había una gran afluencia de personas.

Según las fuentes consultadas, el menor fue localizado a las 23.00 horas del sábado y reconoció ser el autor del plan, que, aseguran las mismas fuentes, “no obedece ninguna voluntad real de ser llevado a cabo”.

Tras ser sometido a un interrogatorio, los responsables de la investigación descartaron todo vínculo con un inminente ataque y, de hecho, se pudo constatar que se trataba de “un juego de rol”. Según estas fuentes, el menor está siendo valorado psicológicamente. Se da la circunstancia de que, tras fugarse del centro, la Guardia Municipal le dio el alto el martes, pero al parecer aportó una identificación falsa y no pudo ser vinculado con la denuncia de desaparición.

se intensifica la vigilanciaTal y como ha reconocido estos días la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, “no existe una amenaza concreta” en el País Vasco, pero la vigilancia policial en Euskadi se ha “intensificado”, como se ha podido comprobar estos días en la Aste Nagusia donostiarra y se visualizó ayer en el arranque festivo en Bilbao.

Semanalmente se reúnen expertos del CNI, Policía Nacional, Guardia Civil, Ertzaintza y Mossos d’ Esquadra para valorar los riesgos, unos encuentros que se han redoblado tras los atentados en Barcelona y Cambrils. Es este grupo de análisis antiterrorista -denominado Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO)- el que decidió mantener el nivel 4 sobre 5 de alerta antiterrorista, el mismo que se viene aplicando en el conjunto de España desde junio de 2015.

Lo ocurrido este fin de semana en Donostia responde a un operativo preventivo que, según las fuentes policiales, no tienen porqué suscitar alarma. Ocurre en un contexto en el que el temor a una radicalización de menores acogidos ha llevado a la propia Diputación a activar un plan.

El caso de Mehdi Kacem, detenido el pasado enero en Donostia por su presunta relación con el Estado Islámico marcó un antes y un después. Más allá de convertirse en la sexta persona detenida por presunto yihadismo en Gipuzkoa, este marroquí de 26 años se presentaba como un ejemplo de integración. Llevaba tres años en Euskadi, estaba en contacto con una ONG del territorio, practicaba el boxeo, estudiaba y asistía a reuniones con trabajadores sociales. Un mes más tarde de su detención, en febrero, otra persona fue detenida en Araba acusada de captar jóvenes yihadistas en la comarca de Tolosaldea.

Se encendieron entonces las alarmas y la Diputación de Gipuzkoa y la Ertzaintza están trabajando de la mano en colaboración con el colectivo Euskal Bilgune Islamiarra (EBI).

Fruto de esa colaboración ha surgido el proyecto Elkarbizitza Helburu para trabajar en la prevención y evitar la captación de yihadistas entre los menores acogidos en centros.

un proyecto preventivoEn el territorio hay alrededor de 300 menores tutelados por la Diputación, residiendo en diferentes centros, y varios de ellos son de confesión musulmana.

El proyecto Elkarbizitza Helburu se puso en marcha a finales del mes pasado y participan en él diez jóvenes bajo la tutela de la Diputación de Gipuzkoa;cinco de ellos se encuentran viviendo en pisos de la Cruz Roja Gipuzkoa y otros cinco en viviendas que gestiona la asociación intercultural Kolore Guztiak.

Según explicó entonces la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, “Elkarbizitza helburu” pretende “prevenir la radicalidad en fases pre-delictivas;impermeabilizar a los jóvenes para dotarles de herramientas frente a los mensajes radicales, así como desactivar conductas o ideas ya adquiridas”.

Este proyecto consta de varias fases: en primer lugar, ya se está llevando a cabo una formación del personal encargado del cuidado de los jóvenes tutelados. El objetivo es “capacitar” a todos los profesionales para que puedan “detectar” si algún joven puede haber sido manipulado por los grupos terroristas, o si existe un riesgo previamente de serlo.

En la segunda fase, en la que se enmarca el programa, se impartirá formación genérica a los jóvenes musulmanes, a través de charlas y dinámicas grupales. “Con ello -según explicó Peña- intentaremos dotar a estos jóvenes de las herramientas necesarias para poder detectar los intentos de manipulación sobre sus personas y así poder evitarlos”.

Euskadi tiene activado el nivel 4 -sobre 5- de alerta antiterrorista, lo que ya implica unas fuertes medidas de seguridad en determinados ámbitos. Los responsables del Gobierno Vasco, de hecho, consideraban hasta hace un par de meses que en Euskadi debería aplicarse un nivel inferior de alerta. Esta valoración cambió a raíz del atentado de Manchester, poco después de que los Gobiernos Vasco y central acercaran posturas tras el acuerdo presupuestario.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902