Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
arte kritika

El realismo oscuro y corrosivo de Carmen Calvo

Por Edorta Kortadi - Lunes, 19 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

votos | ¡comenta!
  • Mail
Varias de las obras que se pueden contemplar en la galería Altxerri de Donostia.

Varias de las obras que se pueden contemplar en la galería Altxerri de Donostia. (Gorka Estrada)

Galería Noticia

La obra multidisciplinar y poliédrica de Carmen Calvo (Valencia, 1950) inserta en el espacio de los realismos mediterráneos de los 70, siempre resulta desconcertante y diversa, profunda y corrosiva, pero atrayente y subyugante para el espectador medio. Con su lenguaje conceptual y hermético, manipulador de múltiples vivencias, fácilmente conecta con el lector de obras de arte.

Y es que su vocabulario, compuesto de fotografía, objeto, escultura y color, siempre produce un oscuro placer de acercamiento a temas y costumbres insertos en nuestro alrededor y, al mismo tiempo, universales y cosmopolitas.

Sucede así con esa navaja que apunta al ojo de una mujer de color vintage, con esas mujeres burguesas en pose fotográfica y el rostro tapado con arcilla rosa, con esos niños de primera comunión con máscaras peludas de hombres-lobo, con ese retrato de guapo seductor rodeado de clavos dorados, o con esos rostros borrados o pintados de colores de personajes anónimos que dejan al espectador, al borde del absurdo y la sinrazón: Sueños desde la nada como así los titula la autora de esta muestra en galería Altxerri de Donostia.

En la mente y en la sintaxis de esta constructora de imágenes, reconocida internacionalmente, hay concepto y realismo, color y oscuridad, bidimensión y objeto, que produce unas obras de arte cargadas de mensajes sociales, y de fuertes cargas introspectivas. Desde su realidad de mujer creadora, Calvo proyecta un mundo subterráneo y profundo, rico y abierto hacia la violencia, el sexo, las relaciones humanas, el poder, la familia y los niños.

Como un collage dadaista, pero lleno de sentido, Calvo va componiendo como en un taller de costura, sus fotos antiguas, sus muñequitos de plástico, sus lazos de colores, sus rostros de arcilla, para hacernos ver de manera poética y oscura, un tanto descarnada y corrosiva, lo que nuestra sociedad oculta y repliega en nuestro subconsciente colectivo.

votos | ¡comenta!
  • Mail

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

Publicidad

  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902