Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Jon Odriozola director deportivo del euskadi basque country murias taldea

“Murias quiere ser un Euskaltel duradero; igual tardamos en llegar, pero si lo logramos también aguantaremos más, 20 años por lo menos”

Murias Taldea no compite este fin de semana, y Jon Odriozola aprovecha para repasar la actualidad del equipo vasco, que prepara el salto de categoría para 2018

Marco Rodrigo - Domingo, 11 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

votos | ¡comenta!
  • Mail
Jon Odriozola, director deportivo del Euskadi Basque Country Murias Taldea.

Jon Odriozola, director deportivo del Euskadi Basque Country Murias Taldea. (Iker Azurmendi)

Galería Noticia

oñati - Por fin...

-Damos el salto a la categoría Continental Profesional. Para mí, sinceramente, esto supone cumplir un sueño. Y también cumplir un imposible. Lo que pasa es que, aún tratándose de un paso enorme, todavía tenemos que trabajar mucho para sacar adelante el proyecto de forma definitiva.

¿Era ahora o nunca?

-Necesitábamos dar el paso. Estábamos ante una situación límite y Murias ha decidido hacer la apuesta. Juntos hemos conseguido que lo que nació como un pequeño impulso para el ciclismo vasco se convierta en el líder que necesita este deporte en nuestro país. Existe la clara necesidad de regenerar lo que tuvimos hasta hace no tanto tiempo con Euskaltel, de dotarlo en esta ocasión de una base más firme y, sobre todo, de darle una idea de futuro.

La noticia ha llegado relativamente pronto, en mayo.

-Yo no quería llegar a octubre como estos años, con esa incógnita de qué va a pasar. Pienso que las cosas hay que hacerlas de otra manera. Y así hemos conseguido que se dé todo. El paso está dado. Se ha logrado lo más difícil. Porque el ciclismo en la categoría Continental es casi invisible. Y ahora, en cambio, todo lo que hagamos va a tener más notoriedad.

Muchos esperaban que el paso a Continental Profesional llegara de la mano de un nuevo espónsor, pero la apuesta sigue siendo de Murias...

-En Murias han apostado fuerte por este proyecto durante tres años. Y se han visto ahora en la situación de decidir: o parar, o sacar todo esto adelante. Tiene mérito y es de agradecer que hayan optado por lo segundo. Pero también tiene que quedar claro que, solo con ellos, esto no va a ninguna parte. El paso que dan se lleva a cabo para intentar convencer a todas esas empresas y a toda esa gente que no confiaba en que esto se iba a conseguir. Se busca, en definitiva, atraer a futuros patrocinadores y trabajar con las instituciones para darle a esto la forma que tiene que tener. En todo ello estamos trabajando ya, con constantes reuniones.

Ya que menciona la palabra instituciones... ¿Por qué no tuvieron representación entre los participantes en el acto de presentación del paso a Continental Profesional?

-La realidad es la que es. Nosotros lo que tenemos que ofrecer a las instituciones es un proyecto de base. No pretendemos que apuesten con su dinero por la creación de un equipo ciclista profesional. Pero sí buscamos que apoyen esa idea de futuro que te comentaba antes, ese proyecto de base para los chavales y no tan chavales. Desde educación vial para el niño o la niña de ocho años que empieza en esto, hasta una estructura de convenios entre los equipos de nuestra cantera que pueda facilitar dar el salto al corredor de veintipico años que despunta en aficionados, pasando por la tecnificación en pista o la creación de un equipo femenino. Debemos tomar el ejemplo del fútbol y sus mecanismos de trabajo con la base para aplicarlos al ciclismo. Con la diferencia positiva en este caso, además, de que nuestro deporte no divide. En Euskadi hay cuatro equipos distintos en Primera División. Y nosotros, en cambio, aunamos todo eso en un solo proyecto.

¿Implican también a las instituciones esas “constantes reuniones” de las que me hablaba?

-Tenemos programados encuentros con las tres diputaciones y con varias empresas. Detectamos que ahora sí existe un interés por este proyecto.

¿Ha crecido ese interés a raíz del anuncio del salto de categoría?

-Muchísimo. De forma tremenda. A raíz de la apuesta que hace Murias, he notado que mucha gente siente esa necesidad que yo también percibo para el ciclismo vasco. Pero ahora lo que tenemos que tener es paciencia. No podemos pretender estar peleando etapas en el Tour dentro de un par de años, o que dentro de tres hayamos creado ya un nuevo Mikel Landa. Se trata de ir formándolos desde abajo, poco a poco, con una buena estructura de base.

Ha citado en varias ocasiones ya “la apuesta de Murias”. ¿De cuánto dinero estamos hablando?

-Bueno, ahí están los dossiers de la UCI, ¿no? Creo que los requisitos económicos para un equipo Continental Profesional están claros y escritos (el sueldo mínimo para el ciclista asciende, por ejemplo, a 24.000 euros). Gracias a Murias, sigue vive la llama de un proyecto que, si no recibía este apoyo, se moría. Y yo, por mi parte, lo que quiero es empezar a desvincularme de toda esta vertiente institucional y financiera, y dedicarme a la que es mi labor, ejercer de mánager deportivo de este proyecto.

Le pregunto al respecto. ¿Habrá muchos cambios en la plantilla de cara a la próxima temporada?

-Yo estoy muy orgulloso del equipo. Corremos carreras de nivel, y lo estamos haciendo muy bien. Vale, no hemos ganado este año aún. Pero ofrecemos una imagen muy sólida: primeros puestos en las generales, triunfos en clasificaciones secundarias, escapadas... Creo que poco más se le puede pedir a una plantilla en la que no hay grandes figuras. El objetivo, además, es otro. Del Murias ha salido Jon Ander Insasusti. Del Murias ha salido Alex Aranburu. Y otros chavales han podido tener la oportunidad de dar el salto a profesionales. Le damos un montón al ciclismo vasco, por mucho que, hasta ahora, hayamos recibido poco a cambio. Pocos resultados llamativos, quiero decir.

¿De cara a 2018, entonces, estamos ante una cuestión de número, de tener más efectivos?

“Tenemos clarísimo que, dentro de nuestras posibilidades, reforzaremos la plantilla el año que viene”

-Tenemos la idea de confeccionar una plantilla de entre 18 y 20 corredores. 18 como mínimo. Y si llegamos a los 20, perfecto. La exigencia el año que viene será mucho mayor, y esa es la cifra que manejamos para afrontarla. Por otra parte, sé que lo más duro que me va a tocar hacer es comunicar a un chaval que no continúa. Pero hay corredores que han corrido los tres años con nosotros y cuyo rendimiento toca ya valorar, sobre todo en clave de futuro y del salto de calidad que vamos a necesitar. La seriedad y la profesionalidad de todos está fuera de toda duda. Pero habrá que dar algunas bajas.

¿Y hacer fichajes?

-Sabemos que el proyecto es muy goloso. Igual hay ciclistas que tienen la opción de ir a equipos del World Tour y que, si vienen al Murias, correrán pruebas de primer nivel como la Vuelta a España o la Itzulia. A ellos les corresponderá decidir si quieren ser, como suele decirse, cabeza de ratón o cola de león. Es muy bonito correr en el Sky o en el Movistar. Pero igual te toca competir en pruebas de tercer nivel, a expensas del líder de turno. Y así tu proyección deportiva puede verse mermada

Entiendo, por lo tanto, que saldrá al mercado.

-Sin ninguna duda. Está claro que, dentro de nuestras posibilidades, vamos a reforzarnos. Pero siempre bajo las limitaciones que nosotros mismos nos pongamos. Así, de primeras, no somos un equipo que pueda a fichar a cualquiera. Y por ello pienso que estamos ante un momento clave, en el que tenemos que definirnos: qué convenios firmar con la base, desde dónde partir... Así encontraremos respuesta a las preguntas que nos tenemos que hacer. ¿Cuál es nuestro referente? ¿El ciclismo vasco? ¿Los corredores vascos? ¿La cantera vasca? Porque nuestra base, hoy en día, está formada por muchísimos corredores de fuera... Yo tengo una idea clara sobre lo que tenemos que ser: un equipo de aquí, referente del ciclismo vasco. Pero se trata de un asunto que hay que definir con más gente, porque requiere de un consenso claro. A partir de ahí, en un principio quizás haya que contemplar alguna excepcionalidad, ya sea por asuntos de patrocinio o de necesidades deportivas.

Esas “excepcionalidades” implican contratar ciclistas foráneos y las tendrán que explicar bien, porque en algo similar estuvo el principio del fin del Euskaltel...

-Como te decía, necesitamos un consenso claro de lo que tenemos que ser. A partir de ahí, las necesidades del momento marcarán cómo iniciamos ese camino hacia el objetivo. Si te viene una empresa que exige tener un americano en el equipo y aporta tres millones de euros, tocará poner esa oferta encima de la mesa y estudiarla. Queremos terminar siendo una selección vasca, pero contemplando todos los posibles pasos que haya que dar para llegar a nuestra meta. Hablar es muy fácil. Pero, ya en el corto plazo, nos vamos a enfrentar a competiciones importantes y nos va a hacer falta un potencial importante para dar el callo.

¿Están en la tesitura de poder ofrecer contratos de más de una temporada a fichajes o a ciclistas que continúen en el equipo?

-En principio, Murias asegura un año, pero esperamos poder ofrecer dos en breve. En esto, como en todo lo demás, no engañamos a nadie. ¿Que el proyecto es a largo plazo? Sí. ¿Que la intención es seguir aquí dentro de cinco años? Yo el primero. Si no, no me habría embarcado en todo esto. Pero ahora mismo no podemos ofrecer contratos más largos. Esperamos, eso sí, proponer dos temporadas en breve. Lo que este proyecto necesita, en cualquier caso, es paciencia. Porque una de sus grandes pretensiones, independientemente de lo que ocurra en estas próximas temporadas, consiste en incentivar que los chavales de aquí vuelvan al ciclismo. Consiste en crear, en definitiva, una escuela de campeones. Y a esto tenemos que llegar dejando claras muchas cosas de cara al corto plazo. Sin ser hipócritas.

Hablemos del calendario...

-Aquí las cosas no se anuncian de forma gratuita. Si hemos dicho que estaremos en la Clásica de San Sebastián, en la Itzulia y en la Vuelta a España es porque lo hemos contrastado con las respectivas organizaciones. Es de agradecer lo de Javier Guillén (director de la Vuelta a España), que nos recibió y nos reiteró su compromiso de invitar al primer equipo del Estado que diera el salto a la categoría Continental Profesional. Mostró su disposición y su voluntad de querer ayudar al ciclismo local, y gracias a él hemos podido dar este salto tan importante. Ojalá hubiera más gente en el ciclismo con esa personalidad y esa determinación. A partir de ahí, esperamos estar en la Volta a Catalunya, también del World Tour. Confiamos en ello. Pero no lo hemos cerrado.

¿Descartan para el primer año estar en alguna carrera extranjera del World Tour?

-Yo no descarto nada. El proyecto ya lleva tres años en pie y en el cuarto vamos a dar el salto a Continental Profesional. Muchos auguraban que no conseguiríamos todo esto. Pero su pesimismo me da fuerza e impulso. Y además soy muy cabezón.

¿París-Niza o Dauphiné pueden suponer caminos de acercamiento hacia el sueño del Tour?

-Con Prudhomme (director de ASO, empresa organizadora de las tres carreras) hemos estado reunidos varias veces. Las puertas del Tour están abiertas para un equipo vasco. Pero claro, bajo unas condiciones mínimas. Si yo ahora te digo que en 2018 correremos la prueba, te estaré mintiendo. Primero, porque no es verdad, no nos han dicho nada. Y segundo, porque lo que pretendemos es ir creciendo hasta llegar al Tour en la disposición en la que tienes que llegar allí. Para esto se necesita mucho trabajo. Claro, luego siempre saldrá gente que nos recordará que hay no sé cuántos equipos de nuestra próxima categoría que nunca han estado en la ronda gala. Yo respondo que esas estadísticas no van con nosotros.

Porque existe el espejo y el precedente del extinto Euskaltel...

-Claro. Y lo que queremos nosotros es recuperar aquello, pero para que resulte mucho más duradero en el tiempo. Esto último va a suponer que tardes más en llegar al Tour y en tener protagonismo en él. Pero, cuando alcances ese objetivo, lo vas a conservar al menos durante 20 años. El que no entienda todo esto y solo busque triunfos, mejor que se haga del Sky y anime a Chris Froome, que es el favorito para la próxima edición.

¿Cómo se trabaja a dos bandas, compaginando el salto a nivel estructural con la disputa de competiciones cada fin de semana?

-Aquí creo que debo unas disculpas a mis corredores y a mi plantilla en general. Me gusta implicarme muchísimo en el día a día del ciclista y en su cuidado, pero últimamente me tengo que ocupar también de otras cosas. Afortunadamente, contamos con un cuerpo técnico en el que confío mucho y en el que puedo delegar. A ver si terminamos de atar todo el trabajo institucional y me puedo centrar en lo deportivo.

La competición en este 2017 viene marcada por la mala suerte.

-(Apura su refresco y hace una pausa valorativa antes de contestar). Sinceramente, lo de este año está siendo increíble. Yo soy de esos a los que no les gusta hablar nunca de mala suerte. Así que lo dejaremos en que llevamos un 2017 de faena en faena. Creo que todavía no nos hemos podido plantar en la salida de una carrera con una escuadra en plenitud de facultades: la rodilla de Iturria en diciembre, la muñeca de Lizarralde en Mallorca, los problemas de Aritz Bagües, la mano de Óscar Rodríguez, la clavícula de Gotzon Udondo, la caída de Iturria, el accidente del propio Lizarralde el viernes... Y, aún así, creo que el equipo ha solventado la papeleta, siempre con nota. Conforme vayamos recuperando a la gente, nos puede llegar al recompensa por lo sufrido, lo que incluye también la retirada del ciclismo de Imanol Estévez, que me dio mucha pena.

¿Objetivo para el año que viene? ¿Consolidación?

-Exacto, consolidar el proyecto. Pero consolidarlo después de haber conseguido un imposible, dar el salto de categoría. Eso que no se le olvide a nadie.

votos | ¡comenta!
  • Mail

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Publicidad

  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902