Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Mirarte

La Diputación quiere un Museo Naval “más divulgativo y vinculado al turismo”

El timón del centro que durante 25 años han dirigido José Mari Unsain y Soco Romano cambiará de manos en abril

Juan G. Andrés - Jueves, 16 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:13h

votos | ¡comenta!
Las bateleras de Pasaia bailan en el exterior del Museo Naval, durante la celebración en junio del año pasado del 25º aniversario del centro.

Las bateleras de Pasaia bailan en el exterior del Museo Naval, durante la celebración en junio del año pasado del 25º aniversario del centro.

Galería Noticia

donostia - La Diputación de Gipuzkoa aspira a que el Museo Naval se convierta en “elemento de atracción turística para la comarca y el conjunto del territorio”, por lo que sus próximos responsables deberán hacer un “esfuerzo” por “diversificar” su oferta “y hacerla accesible a sectores de población y de visitantes foráneos lo más amplios posibles”. Así figura en las bases del concurso que la institución foral ha convocado para adjudicar la gestión del centro, que tras 25 años dirigido por José María Unsain y Soco Romano, cambiará de manos. A comienzos de semana, ambos anunciaron a los medios de comunicación que por “razones personales y profesionales” han decidido no presentarse a la convocatoria para seguir llevando el timón de Untzi Museoa.

Según indicaron fuentes de la Diputación a NOTICIAS DE GIPUZKOA, el plazo ya está cerrado y al concurso se han presentado únicamente dos firmas: Ereiten Kultur Zerbitzuak, que actualmente gestiona también Komikigunea, e Iratxeta Consulting, empresa del exdirector del proyecto de la nao San Juan en Albaola. Los técnicos forales deberán elegir el proyecto ganador a la máxima brevedad, toda vez que los contratos de Unsain y Romano vencen el día 31 del presente mes. Las mismas fuentes añadieron que el objetivo de esta nueva etapa es que el Museo Naval se centre en la parte “divulgativa y de exhibición”, de modo que esté “más vinculado al turismo” y resulte más atractivo “para el gran público”. Por eso, se intentará dar prioridad y mayor importancia a las exposiciones, mientras que el área relacionada con la investigación, en la que destacan los estudios de Itsas Memoria, se derivará al centro Gordailua de Irun.

Son cuestiones que subraya la propia convocatoria, que pone el acento en el papel del puerto donostiarra como “foco de atracción” para locales y foráneos. “Recibe un importante flujo de visitantes, tanto en los restaurantes de la zona como en el Aquarium, que se ha visto incrementado en los últimos tiempos. La Diputación está interesada en abordar una etapa de fortalecimiento del Museo Naval en el muelle, por lo que una de sus prioridades está relacionada directamente con esta realidad. Así, entre sus objetivos estará el desarrollo de estrategias enfocadas a la captación de estos públicos”, se advierte.

“Durante 25 años nos hemos presentado a los concursos, arriesgándonos a perder la gestión”

Por ello, se proponer buscar “la colaboración con los agentes turísticos” para plasmar el “diálogo latente entre cultura y turismo”, sectores con entidad propia que “salen fortalecidos y enriquecidos del trabajo en conjunto”. También se añade que el “nuevo proyecto museístico centrará su esfuerzo en la divulgación y difusión del patrimonio e historia marítima del País Vasco”, y “se esforzará en hacerlo llegar a todos los públicos de un modo didáctico y atractivo”.

Además, en las bases del concurso el ente foral “ofrece la posibilidad” de que el centro donostiarra asuma la gestión de la colección (total o parcial) de embarcaciones recuperadas por el Museo Naval y por el servicio de Gordailua, que actualmente se encuentran custodiadas en un pabellón de Navalaldea en Pasaia. Entre otras cuestiones, la Diputación también propone que en las actividades de Untzi Museoa tenga reflejo el 500º aniversario de “la expedición de Magallanes y el guipuzcoano Juan Sebastián Elcano, que culminó con la primera circunvalación a la tierra”.

Las bases establecen como “personal necesario” un director o directora con “dedicación mínima de jornada completa” y un técnico superior de documentación e investigación, “con dedicación mínima de media jornada, con titulación de grado o licenciatura y experiencia mínima de dos años en funciones similares”. Los cuatro trabajadores que han formado parte del equipo de José Mari Unsain y Soco Romano permanecerán en el museo en régimen de subrogación.

“objetivos cumplidos” En declaraciones a este periódico, Unsain recuerda que antes de la apertura del museo en 1991, Soco Romano y él desarrollaron el proyecto inicial y definieron sus objetivos y programas. Después, ganaron el concurso para su gestión y constituyeron la empresa Airu Zerbitzu Kulturalak, con la que han dirigido el centro durante 25 años. En todo este tiempo, cada tres o cuatro años han tenido que presentarse a las sucesivas convocatorias de la Diputación, “de alguna manera arriesgando a perder la gestión”. Ese examen periódico y continuo ha conllevado “desgaste y cansancio”, y según aseguran, es uno de los motivos por el que renunciaron a intentarlo una vez más. La decisión “no ha sido fácil” y les suscita sentimientos “ambivalentes”: están “tristes” por dejar una labor que ha ocupado gran parte de su vida profesional pero “satisfechos” por un trabajo que ha contribuido “al conocimiento de la historia y a la conservación del patrimonio marítimo vasco”. Admite que siempre hay “puntos mejorables” y cree en los años de la crisis las dificultades presupuestarias “han mermado el potencial” del museo, pero en general, “se han cumplido los objetivos”.

“Los nuevos gestores tendrán criterio para hacer su trabajo e incluso mejorar el nuestro”. José Mari Unsain, Codirector del museo naval

En el ámbito expositivo, desde la inauguración se han organizado 34 muestras temporales, entre las que él destaca como “hitos” Los vascos y el Pacífico. Homenaje a Andrés de Urdaneta, un recorrido que abarcaba varios siglos desde Elcano hasta la actualidad; Balleneros vascos, “que aunque parezca mentira fue la primera sobre el tema”, y San Sebastián, ciudad martítima, que dio origen a una amplia monografía. Las exposiciones han contribuido a incrementar el fondo patrimonial del museo, “muy limitado” hace 25 años. Hoy atesora unas 7.000 piezas entre grabados, pinturas, fotografías, postales, carteles, cartas marinas, planos, instrumentos de navegación, embarcaciones de todo tipo, objetos etnográficos, elementos de patrimonio industrial, arqueología subacuática... La biblioteca cuenta con 5.140 libros y el archivo documental suma 1.247 expedientes.

Además de fomentar infinidad de actividades educativas, Untzi Museoa ha prestado especial atención a la investigación, “uno de los pilares más sólidos” de su actividad. Desde 1996, la revista bienal Itsas Memoria ha publicado en sus ocho números un total de 274 artículos de 202 especialistas. Disponibles en Internet, estos estudios se han convertido en una “referencia” en el campo de los estudios marítimos y han sido “muy valorados incluso “ en el ámbito exterior.

A Unsain le gustaría que el trabajo realizado tenga “una continuidad” pero es consciente de que no es algo que esté en sus manos. También le parecería “petulante” dar algún consejo a los próximos gestores del museo, que “tendrán suficiente criterio para hacer su trabajo e incluso mejorar el que se ha hecho”. “Espero que sea así”, deseó.

Nueva Convocatoria

Dos empresas. Ereiten Kultur Zerbitzuak e Iratxeta Consulting son las dos únicas empresas que optan a la adjudicación de la gestión del Museo Naval. Los técnicos de la Diputación estudian las dos propuestas presentadas y deben decidir cuál de las dos asumirá el reto de dirigir la institución en abril.

Atracción turística. En las bases de la convocatoria, la Diputación apuesta por convertir el museo “en elemento de atracción turística” del muelle donostiarra, para lo que pide un “esfuerzo por diversificar” la oferta y “hacerla accesible” a un público “lo más amplio posible”. Así, se priorizará la vertiente divulgativa y las exposiciones frente a la investigación, que será derivada a Gordailua.

Adiós a Unsain y Romano. Ambos diseñaron el proyecto de Untzi Museoa y lo han gestionado con la empresa Airu Zerbitzu Kulturalak desde su inauguración en 1991. Por “razones personales y profesionales” no se han presentado a la nueva convocatoria.

La cifra

34

Es el número de exposiciones temporales que ha albergado el Museo Naval desde su apertura en 1991.

votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902