Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
sociedad

La Ertzaintza no tiene constancia de ningún pago por secuestros virtuales

Las cinco llamadas denunciadas el miércoles se produjeron “en unos pocos minutos”
La Policía alerta a la población ante esta extorsión importada de Sudamérica en 2015

Mikel Mujika Unai Beroiz - Viernes, 17 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:10h

votos | ¡comenta!
Tener ocupada al teléfono a una persona puede ser una treta para que el familiar extorsionado no pueda contactar con su ser querido, supuestamente secuestrado.

Galería Noticia

donostia - Su principal aliado es el pánico. Un miedo paralizador que puede llevar a una persona a bloquearse, limitar su capacidad de reacción y someterse a las peticiones del extorsionador o estafador a las primeras de cambio, sin hacer las comprobaciones mínimas sobre el estado del ser querido que supuestamente ha sido capturado. Los secuestros virtuales han aparecido de nuevo en Euskadi, lo hacen de forma esporádica aún; aparecen y desaparecen, a oleadas.

El miércoles la Ertzaintza alertó de cinco llamadas en “muy pocos minutos” alertando de falsos secuestros y exigiendo a los extorsionados cantidades de dinero por el supuesto rescate del ser querido. Es la primera vez en lo que va de año que la Policía vasca advierte de esta práctica. En 2016 hubo algunos casos más.

Se trata de llamadas anónimas, que aseguran tener secuestrada a la hija o el hijo de la víctima y solicitan a cambio cantidades que oscilan entre los 350 y los 5.000 euros por el rescate.

La Policía Vasca no tiene constancia de que esta práctica, desde que llegó a comienzos de 2015 a Euskadi, haya conseguido estafar a ninguna de sus víctimas, pero hay que tener en cuenta que otros muchos casos podrían no haber sido denunciados y entre ellos podría haber quien haya hecho efectiva la transferencia que los supuestos secuestradores solicitaban realizar a través de un locutorio. El primer caso de los cinco denunciados el miércoles se produjo en Gipuzkoa, y los restantes cuatro en Bizkaia. Ninguna consiguió su objetivo.

Los secuestros virtuales llegaron a Euskadi a comienzos de 2015, pero año y medio antes, concretamente en octubre de 2013, los cuatro integrantes del grupo musical guipuzcoano Delorean sí fueron víctimas de un secuestro de parecidas características en México, si bien aquella extorsión fue bastante más sofisticada, en comparación con las últimas cinco que se dieron el miércoles en la CAV, donde las llamadas se producían a menudo sin tener información previa de la víctima y de forma aleatoria.

el ‘caso delorean’ El caso de Delorean fue mucho más elaborado y cruel, ya que Ekhi Lopetegi, Igor Escudero, Unai Lazcano y Guillermo Astrain sí fueron retenidos bajo coacción y despojados de sus teléfonos móviles, incomunicados, por tanto, lo que acrecentó la angustia de sus familiares, que se encontraban en Gipuzkoa, a miles de kilómetros de México DF, y sin poder contactar con los jóvenes, que se encontraban en buen estado de salud.

Los secuestradores les amenazaron con matarles si se escapaban del cuarto en el que les encerraron. Sus supuestos captores, con los que ni siquiera tuvieron contacto porque toda la operación se produjo a través de los teléfonos, comenzaron pidiendo a sus familiares 300.000 euros y finalmente rebajaron sus pretensiones a 10.000. Era entonces el tercer caso que se daba a conocer con víctimas con nacionalidad española. Desde 2015, estas llamadas comenzaron a registrarse ya en la CAV y sin ni siquiera retener a la víctima. La Er-tzaintza cree incluso que las llamadas pueden efectuarse desde el extranjero, probablemente desde Sudamérica.

qué hacer

Sospechar y comprobar. Cuando se recibe una llamada de este tipo la Ertzaintza recomienda sospechar en primer lugar de que la noticia pueda ser falsa y mantener la calma suficiente como para tratar de comprobar que la persona que supuestamente ha sido secuestrada se encuentra bien, ya sea en el colegio, el trabajo, su casa...

Llamar al 112. La extorsión tiene que ser puesta en conocimiento de la Ertzaintza para que realice las comprobaciones necesarias y colabore en la localización de la persona. Los extorsionadores pueden contar con información obtenida a través de las redes sociales o mediante vigilancia y saber que la persona secuestrada se encuentra ilocalizable (sin cobertura, por ejemplo), lo que aumenta la angustia de los familiares. La pérdida de un móvil puede dar pie a situaciones de estas.

votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902