Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Los versos de Blas de Otero resuenan en el centenario del poeta

Bilbao acogió ayer un homenaje al principal exponente de la poesía social en la posguerra

Miércoles, 16 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:12h

votos |¡comenta!
Momento del homenaje a Blas de Otero que tuvo lugar ayer en Bilbao.

Momento del homenaje a Blas de Otero que tuvo lugar ayer en Bilbao. (Foto: Miguel Toña/Efe)

Galería Noticia

  • Momento del homenaje a Blas de Otero que tuvo lugar ayer en Bilbao.

bilbao- Los versos, delicados unos;rotundos otros, comprometidos con el ser humano todos, del poeta bilbaino Blas de Otero (1916-1979), volvieron a sonar ayer en las calles de Bilbao al cumplirse el centenario de su nacimiento.

Esta fue la manera en la que amigos, seguidores y autoridades municipales de la villa rindieron tributo a la figura de quien está considerado el principal exponente de la poesía social de la España de la posguerra civil y a la altura de los mejores autores de la Generación del 27.

Durante el homenaje, al que no pudo asistir por encontrarse enferma su compañera y viuda, la profesora Sabina de la Cruz, custodia y difusora de su obra, se leyeron una selección de poemas en los que el autor dejó bien claro su amor y añoranza por Bilbao y su lamento por no haber podido disponer del euskera, la lengua de sus abuelos, prohibido durante el franquismo.

Tampoco faltó, no podía faltar, la lectura de su poema más conocido y difundido, el Pido la paz y la palabra, que supuso su consagración como poeta rebelde con la imposición de las cosas por la fuerza, propio de los regímenes totalitarios.

El acto, celebrado junto al busto erigido en su recuerdo a cincuenta metros de la casa donde nació el 15 de marzo de 1916, estuvo presidido por el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, quien cerró la lectura de poemas del homenajeado, y en el mismo participaron el actor Felipe Loza, el escritor Jose Fernández de la Sota y el emblemático exportero del Athletic José Ángel Iribar, admirador de su obra.

Fernández de la Sota, discípulo y seguidor del rapsoda bilbaino, leyó unas palabras de la ausente viuda de Otero, Sabina de la Cruz, en las que reivindica la figura del autor y su obra poética. “Blas de Otero fue un hombre de su tiempo -destacó Sabina de la Cruz-, que no fue anulado por su tiempo porque rompió todos los cercos y no hubo más límites a su rebeldía que los que le impuso la piedad”. “En tanto que él era poesía -destacó la viuda de Otero-, en ella está presente, de manera central, el ser humano”.

La paz y la palabraEl alcalde de Bilbao, por su parte, tras calificar a Blas de Otero de gran poeta bilbaino y uno de los grandes en lengua castellana del siglo XX, parafraseó al rapsoda para pedir “al igual que hace un siglo”, la “paz y la palabra” porque “nuestro mundo, dominado por la ley del más fuerte, ha cambiado poco”.

“Estoy seguro de que si Blas de Otero estuviera hoy entre nosotros ya habría puesto su poesía al servicio de la causa de las personas”, agregó en referencia a los conflictos que siguen asolando el planeta.

“Yo quiero pedir hoy la paz y la palabra -precisó el regidor bilbaino- por esa Europa que se desangra en sus fronteras, por esos refugiados a los que no les permitimos alcanzar la tierra prometida. La pediría porque su dignidad nos lo está demandando y la nuestra nos lo debería exigir”.

Aburto recordó también que Otero se sintió euskaldun aunque no dominase el euskera y recordó su entrañable amistad con el también poeta bilbaino Gabriel Aresti, otro gran exponente de la poesía de posguerra, pero este en lengua vasca.

Para subrayar esta faceta del creador bilbaino, Aburto leyó el poema titulado Euskara egin dezagun, en el que el homenajeado denuncia la prohibición del franquismo de usar el euskera que cayó sobre Bizkaia y Gipuzkoa, consideradas “provincias traidoras” por el régimen del dictador.

“Al nacer, lo primero que hicieron fue cercenarme la lengua;me dieron el cambiazo. Yo provengo del valle de Orozko y del Duranguesado;tenía perfecto derecho a disponer del idioma de mis antepasados, el que oía a mi abuela en los manzanos y cerezos de la huerta”, leyó Aburto.

“Protesto. Yo reclamo una letra impagada y sigo traduciendo del euskera cada vez que hablo, cada vez que escribo. Devolvedme mi herencia”, exigía Otero en el poema recordado ayer por el alcalde de Bilbao. - Efe

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902