Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
sociedad

Tras las huellas de los balleneros vascos

Iñaki Arizmendi monta una expedición para recorrer Terranova y Labrador, escenarios de las hazañas de los arrantzales

José Basurto - Domingo, 5 de Abril de 2015 - Actualizado a las 06:08h

votos | ¡comenta!

Galería Noticia

donostia - Iñaki Arizmendi es un beasaindarra afincado en Nueva York desde hace más de 25 años que se dedica a montar “viajes únicos y especiales a empresas”. Lo mismo organiza un vuelo en helicóptero sobre la ciudad de los rascacielos para los mejores empleados del mes de una empresa que un viaje a Alaska para ver la aurora boreal. Lo que nunca había pensado es que iba a acabar montando algo relacionado con sus orígenes.

Pero su insaciable curiosidad le llevó hace un par de años a interesarse por la historia de los arrantzales que partían de los puertos vascos en el siglo XVI rumbo a las costas de Terranova en busca de ballenas. A medida que fue investigando se dio cuenta de que “era un historia que había que ponerla en valor”, dice Arizmendi. Así que para completar sus conocimientos, viajó hace año y medio a los escenarios donde hicieron historia los balleneros vascos. Y se quedó impresionado. Regresó convencido de que “esto hay que contarlo”. Así que se puso manos a la obra, y hoy es el día que ya tiene montada la expedición. La ha bautizado con el nombre: Tras las huellas de los balleneros vascos en Terranova y Labrador, y se llevará a cabo en junio de 2017. Recientemente presentó el proyecto en Donostia y Bilbao, y hace unas semanas, en Nueva York.

A pesar de que faltan algo más de dos años para que el barco The Ocean Endeavour leve anclas, ya tiene más de una treintena de reservas. Arizmendi espera que, en los próximos meses, pueda tener completa la lista de los 240 “exploradores” que pueden participar en este “viaje único y especial”. La expedición contará con el apoyo de tres expertos investigadores como son Robert Grenier, Manu Izaguirre y Latonia Hartery, que ilustrarán al pasaje sobre esa interesante parte de la historia de los arrantzales vascos. De todas formas, el beasaindarra insiste en que “no se trata de una semana de curso intensivo de balleneros, sino que habrá muchas más actividades como gastronomía, música y la espectacularidad de una zona que es maravillosa”. En este sentido, destaca los fiordos que hay, “muy parecidos a los noruegos, o los pequeños puertos, adonde tendremos que acercarnos en zodiacs”.

El impulsor de esta aventura busca que “sea una experiencia única, impactante, que la gente regrese con una versión real y buena de lo que pasó allí hace 500 años”.

Rompehielos Lo primero que decidió Arizmendi sobre el proyecto fue que la expedición debía realizarse en barco, “ya que aquella zona está muy poco habitada y tiene una climatología muy bestia”. Pero no podía ser un barco normal, “sino un crucero que tuviera una determinadas características para este tipo de expediciones”. El buque elegido es el Ocean Endeavour, “una moderno rompehielos de 137 metros de eslora. Y advierte Arizmendi que tiene “todas las comodidades del mundo”.

El precio del pasaje más barato es de 1.995 euros y en él se incluye la manutención completa durante la semana que dura la travesía. Sobre este capítulo quiere destacar que “el programa gastronómico está diseñado por el Basque Culinary Center, que colaboran con el proyecto” y que el precio “es barato si se compara con otros cruceros parecidos a zonas como la Antártida”.

La expedición en barco se iniciará el 15 de junio de 2017 en Saint John’s, capital de la provincia de Terranova y Labrador. Durante los seis días siguientes visitarán Fogo Island, Chateau Bay, la mítica Red Bay, capital de la pesca ballenera durante el siglo XVI, el impresionante Gros Morne National Park, Port Aux Basques y Saint Pierre y Miquelon. Toda una travesía por los lugares más emblemáticos de la costa de Terranova y la península de Labrador donde hicieron historia los pescadores vascos.

Arizmendi también es consciente de que falta mucho tiempo para que tenga lugar el recorrido, “pero este tipo de viaje nos obliga a hacerlo a tan largo plazo”. A pesar de ello, ya tiene más de treinta cabinas reservadas” tras dar a conocer el proyecto en Euskadi. Un número de reservas que aumentará después de que sea presentado en Nueva York, en el Club de los exploradores.

20.000 barricas de aceite Por lo que ha podido bucear Iñaki Arizmendi en la historia de los balleneros vascos, allá por el siglo XVI cada año zarpaban de los puertos vascos rumbo a las costas del continente americano unos 30 barcos. Más de 2.000 personas se enrolaban en estas arriesgadas expediciones que duraban entre ocho y nueve meses.

Anualmente se mataban unos 400 cetáceos que producían aproximadamente 20.000 barricas de aceite. De regreso, algunas naos balleneras se dirigían desde Canadá directamente a Bristol, Southampton, Londres, Amberes, Rouen, La Rochelle, Burdeos o Lisboa, pero la mayoría regresaba a puertos vascos para descargar y posteriormente comercializar la mercancía. La grasa que extraían de la ballena la convertían en aceite que se empleaba en la iluminación y fabricación de jabones, productos textiles y medicinas. Las barbas también se comercializaban, por ejemplo, para la elaboración de mangos de cuchillo.

En el siglo XVI los balleneros vascos llegaron a monopolizar el suministro de aceite de ballena en los mercados europeos. Los principales protagonistas de la caza de la ballena y la pesca del bacalao en Terranova, Labrador y golfo de San Lorenzo, eran navieros, armadores y comerciantes guipuzcoanos y vizcainos. Hay que tener en cuenta que se trataba de una actividad muy arriesgada. No solo por la propia caza de la ballena, sino por las condiciones que se realizaba: una clima extremo y unas navegaciones transoceánicas muy peligrosas, más si cabe, realizadas en las frágiles embarcaciones de la época.

Industria ballenera Las investigaciones llevadas a cabo por la historiadora Selma Huxley en los años 70 le permitió descubrir que el centro de la actividad ballenera vasca en el siglo XVI estuvo situado en la Gran Baya (estrecho de Belle Isle actualmente), lugar en el que abundan las ballenas por tratarse de una vía migratoria. Localizó doce estaciones balleneras, la mayoría situadas en la costa sur de Labrador. En 1977, Huxley halló vestigios materiales de los asentamientos estacionales vascos en distintos puertos de la zona, señalando además la existencia de varios pecios de naos.

Red Bay es el principal yacimiento arqueológico relacionado con la presencia vasca en la zona. Independientemente de los trabajos realizados por los expertos canadienses, un grupo de arqueólogos del País Vasco realizó el verano de 1985 una campaña de prospección, promovida por Selma Huxley y patrocinada por la Cámara de Comercio de Bilbao. En dicha campaña, dirigida por Hernández Vera, se localizaron y evaluaron tres nuevos puertos balleneros situados en Chateau Bay, Pleasure Harbour y Cape Charles.

La caza de la ballena, según resume Iñaki Arizmendi, fue una de las actividades marineras que dieron a los vascos relieve histórico internacional. Hasta las primeras décadas del siglo XVII los balleneros vascos fueron reconocidos por los ingleses y los holandeses como los máximos especialistas en la materia y su prestigio se mantuvo vivo hasta los tiempos de la ilustración gracias a obras como la Enciclopedia de Diderot y d’Alembert o el célebre tratado de pesca de Duhamel du Monceau. Todas estas historias podrán revivirse durante la expedición “única” que Arizmendi ha diseñado para 2017.

votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902