Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Tribuna abierta

Señor Munilla: peor, imposible

Sábado, 22 de Marzo de 2014 - Actualizado a las 05:51h

  • Mail
  • Meneame
  • Tuenti
Tribuna

Galería Noticia

Hay días y días. Algunos son peores que otros. El lunes pasado, 17 de marzo, fue ciertamente uno de sus días más desafortunados como actual obispo de Donostia. Una entrevista en ETB auténticamente penosa; y su presencia en la bendición de la nueva comisaría de la Policía en San Sebastián, un verdadero despropósito.

Aunque usted tiene fama de ser un obispo mediático, en la citada entrevista se mostró visiblemente nervioso y agresivo, sobre todo en las cuestiones referidas al tema del aborto. Como en ocasiones anteriores, trató de poner en evidencia las incoherencias de nuestra cultura con ejemplos e ilustraciones de brocha gorda. Recuerdo especialmente dos de ellas. Decía, en la primera, que resulta curioso que una ciudad como Donostia que ha prohibido las corridas de toros, admita, sin embargo, la presencia y labor de un centro sanitario donde se practican abortos en pleno centro de la ciudad. Solo le faltaba decir que además se encuentra a pocos pasos de la catedral y de su residencia episcopal. ¿No le preocupa que pueda ser demandado por este centro ante su insistente denuncia? En la segunda, cogiendo como referencia el drama de los desahucios, denunciaba la incoherencia moral de posicionarnos en contra de los desahucios de tantas personas y familias, y consentir al mismo tiempo el desahucio de tantos "niños" del vientre de su madre.

¿No le parece mucho más evangélico, e incluso más profético, un tono más dialogante, más humilde y conciliador, poniendo sobre la mesa del debate social abierta y sinceramente su postura, pero concediendo a la sociedad civil y a los poderes públicos la responsabilidad y capacidad de regular el tema del aborto? No estoy a favor del aborto, ni mucho menos, pero reconozco que no es fácil compaginar y asegurar el derecho a la vida del feto, el respeto a la decisión de la madre y también del padre. Los tres están implicados y también la sociedad. Nuestra sociedad es adulta y el debate social forma necesariamente parte de ella, pero no admite tutelas ni órdagos episcopales. Y, por otra parte, el mensaje del Nuevo Testamento nos invita a "estar siempre dispuestos a dar razón de nuestra esperanza a todo el que nos pida", pero haciéndolo con dulzura y respeto. Además, uno se pregunta si a usted, al arzobispo de Pamplona o al señor Camino, lo que de verdad les interesa es la vida engendrada o es otra estrategia la que les mueve.

En la entrevista que estamos comentando, preguntado por un artículo escrito por Joxe Arregi el domingo pasado en este mismo diario, usted reconoció no haberlo leído y señaló con rapidez que era un ex sacerdote secularizado y que desde luego no representa a la Iglesia. ¿Por qué no la va representar en la medida en que se confiesa cristiano, trate de vivir con honestidad el Evangelio y forme parte de nuestra Iglesia? ¿Cree usted que tiene mayor reconocimiento eclesial que Joxe Arregi? En todo caso, usted tendrá poder eclesiástico, pero no tanta autoridad eclesial. ¿Se atrevería a someterse a una especie de consulta en la diócesis de Gipuzkoa, para ver con qué grado de aceptación cuenta? Usted sabe que se llevaría una desagradable y sonada respuesta.

¿Qué decir sobre la actuación del Gobierno, al que pertenece el ministro, en este tiempo sin violencia por parte de ETA? ¿Denunciará, como obispo de una diócesis vasca, la cerrazón del citado ministro y del gobierno al diálogo constructivo para avanzar hacia la paz y la reconciliación del pueblo vasco? Así pues, ¿usted cree que la mayoría de los diocesanos de Gipuzkoa aprueban esta bendición?¿O en este asunto tiene también usted su propia verdad pre-política, pre-jurídica y pre-cultural, y no necesita consultar a nadie? ¿Qué le dicen los responsables de su obispado, vicarios y demás cargos de confianza, ante este tipo de gestos y actuaciones? ¿Están de acuerdo? Ciertamente, la brecha entre usted, los suyos y el pueblo cristiano de Gipuzkoa es cada vez mayor.

votos comentarios
  • Mail
  • Meneame
  • Tuenti

Herramientas de Contenido


Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
Escribe tu comentario Número de caracteres (500/500)

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

Publicidad

  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902